Ribagorza

RIBAGORZA/ TRADICIONES

“Una fiesta de todos y para todos”, en Graus

La parrillada de longaniza más grande del mundo abandera un programa que incluirá la prueba del embutido y diferentes actividades

Este año celebrará su trigésimo primera edición los días 29 y 30 de julio.
Este año celebrará su trigésimo primera edición los días 29 y 30 de julio.
Elena Fortuño

Un “collage” con distintas longanizas, todas diferentes, es la imagen de la Fiesta de la Longaniza de este año que, bajo el eslogan “Una fiesta de todos y para todos”, celebrará su trigésimo primera edición los días 29 y 30 de julio organiza por la Asociación de Fabricantes de Longaniza de Graus (Aventín, Melsa y Maella), en colaboración con el Ayuntamiento.

La parrillada de longaniza más grande del mundo abandera un programa que incluirá la prueba del embutido a cargo del “tastador”, un agradecido Eugenio Monesma que asistió el miércoles al acto, pero también conciertos, mercado artesano, tapas y actividades infantiles.

La Fiesta de la Longaniza, declarada de Interés Turístico de Aragón desde 2013, arrancará el viernes con el Longaniza Fest, el festival de música y tapas paralelo que se desarrolla en el Centro Deportivo. También el viernes, actuarán Los Cracks del 29 a las 20 horas y, el sábado, Julia Maro, con su disco Tierras a las 22 horas.

El sábado, se instalará en el centro de Graus el mercado artesanal, mientras se sucedan las actividades infantiles, antes del embutido de los mil kilogramos de longaniza y su asado en la parrillada de 25 metros cuadrados para su posterior degustación popular.

Durante la presentación, en el jardín de Espacio Pirineos, se incidió en que es la edición del regreso tras dos años de reinvención solidaria con el párroco grausino Ignacio Cardona como “tastador solidario” y la entrega del embutido curado a los Bancos de Alimentos de Aragón y Cáritas.

La alcaldesa, Gemma Betorz, se felicitó porque “este año sí podemos volver a celebrar la fiesta como los 28 anteriores a la pandemia. Volvemos a la calle Barranco, al calor de la brasa, el olor a longaniza y el espectacular volteo”, dijo, expresando el agradecimiento a la Asociación de Fabricantes de Longaniza de Graus. “Gracias por la actividad empresarial y por estar a las duras y a las maduras, dando puestos de trabajo, innovando, sorprendiendo y abanderando el producto por el que más se nos conoce y se nos reconoce a Graus y su comarca”, apuntó.

El presidente de los fabricantes, Mariano Ciutad, comentó citando a Monesma que las tradiciones requieren normalidad y la longaniza lo es “porque está en todos los platos todo el año”. Eugenio Monesma es el décimo “tastador” de la longaniza, engrosando una prestigiosa lista con nombres como Carlos Barrabés, Manuel Campo Vidal o Luz Gabás y que inició el exdirector de Diario del Alto Aragón, Antonio Angulo, fallecido recientemente y para quien se tributó un sentido aplauso.

Monesma recordó que era compañero de Angulo en la Real Academia de San Luis y manifestó su “honor” por poder ser el tastador, agradecido a los “longaniceros”, como los llamó.

El diputado provincial Roque Vicente consideró que, “tras dos años centrándonos en las personas, volvemos a centrarnos en la fiesta que refleja el optimismo del medio rural y sigue colocándonos en el mapa”. El impacto lo valoró el director gerente de Turismo del Gobierno de Aragón que manifestó el compromiso con esta cita.

Etiquetas