Ribagorza

XX ANIVERSARIO

"La Comarca ha ayudado a dignificar la identidad ribagorzana y vertebrar el territorio"

Se constituyó el 22 de julio de 2002 en la Basílica de la Peña y ha estado presidida por Eusebio Echart, José Franch, Lourdes Pena y Marcel Iglesias 

Foto de familia de la constitución de la comarca en 2002 en la escalinata de la Basílica de la Peña.
Foto de familia de la constitución de la comarca en 2002 en la escalinata de la Basílica de la Peña.
Comarca de la Ribagorza

La Comarca de la Ribagorza se constituyó el 22 de julio de 2002 en la Basílica de la Peña y este viernes, 20 años después en este mismo espacio, culminarán las celebraciones del aniversario reconociendo a quienes han formado la institución y, en especial, a los tres ex presidentes ribagorzanos desde entonces: Eusebio Echart, José Franch y Lourdes Pena. El acto representará la aportación de la Comarca al fortalecimiento de los lazos que unen La Ribagorza en la diversidad, como destaca su presidente, Marcel Iglesias. “La Comarca como institución ha ayudado a dignificar la identidad ribagorzana, ha ayudado a vertebrar un territorio grande y humilde, pero a la vez rico y diverso. Este ha sido uno de los mayores logros que podemos celebrar en esta fecha y, también, cada día”.

La celebración de este aniversario en la Peña culminará una conmemoración iniciada en la capital cultural ribagorzana, Benabarre, el pasado 20 de enero, Día de Ribagorza, coincidiendo con el 700 aniversario de la refundación del Condado. El acto enfatizará el papel crucial de La Comarca como elemento vertebrador. “Ribagorza ha fortalecido los lazos entre sus valles, sus pueblos y sus gentes, comprendiendo la singularidad de su herencia conjunta y haciendo de su diversidad un estandarte del que enorgullecerse. La Comarca de La Ribagorza ha fortalecido esos lazos que nos unen en una diversidad única en Aragón y en España que se ha convertido en orgullo común”.

La heterogeneidad es “uno de los valores diferenciales” de Ribagorza, antiguo condado y parte fundacional de Aragón, “un espacio acogedor y receptor de influencias y sinergias. Este legado queda patente en nuestro patrimonio, en nuestro carácter, en nuestra cultura. La riqueza lingüística que tiene Ribagorza, no la tiene ninguna otra comarca de nuestro país”, incide Iglesias. 

La unidad del territorio, pese a las lógicas diferencias ideológicas, ha posibilitado un avance basado en el consenso. “La conciencia de todos ha labrado un recorrido donde se ha buscado la estabilidad, creo que desde el talante, por una buena convivencia”. “Con la creación de la Comarca se recuperó un espacio político colectivo, cuya razón de ser es ser lugar de unión de los diferentes municipios de la comarca. Juntarnos para acercar y mejorar los servicios públicos y garantizar el bienestar de todos”, asegura Iglesias, incidiendo en los Servicios Sociales y en la evolución. “Hace 20 años, la Comarca comenzó con un puñado de trabajadores que con ilusión pusieron en marcha los servicios. No fue fácil, Ribagorza venía de ser un territorio de mancomunidades diversas, pero el empeño de los primeros presidentes fue determinante”. 

El reto de la mejora de la financiación es, a su juicio, prioritario. “La sucesiva asunción de competencias ha ido incrementando la estructura organizativa, en muchas ocasiones, no en paralelo a la dotación presupuestaria. Si queremos seguir prestando el actual nivel de servicios, es necesaria una revisión de la financiación comarcal por parte de la administración de la Comunidad Autónoma”.  

Etiquetas