Ribagorza

CHARLA

El ARN mensajero, un descubrimiento que ha permitido desarrollar las vacunas de la covid  

Manuel Asorey, catedrático de Física de la Universidad de Zaragoza, ha desgranado los cinco hallazgos que considera más relevantes de la última década

Manuel Asorey, catedrático de Física de la Universidad de Zaragoza y codirector del Centro de Ciencias Pedro Pascual de Benasque,
Manuel Asorey, catedrático de Física de la Universidad de Zaragoza y codirector del Centro de Ciencias Pedro Pascual de Benasque,
S.E.

El hallazgo del ARN mensajero que permitió desarrollar las vacunas contra la covid en 2020 y que se está utilizando para frenar otros virus es, a juicio de Manuel Asorey, catedrático de Física de la Universidad de Zaragoza y codirector del Centro de Ciencias Pedro Pascual de Benasque, uno de los hallazgos más relevantes de la última década. En una conferencia impartida este jueves, Asorey, responsable también del Centro de Astropartículas y Física de Altas Energías del campus público aragonés, ha revisado en su ponencia los cinco hallazgos que considera más relevantes de la última década que, asegura, “ha sido muy fructífera” en el ámbito de la investigación.

El conferenciante ha repasado, "por orden de antigüedad que no de importancia", ha dicho él mismo, estos cinco hallazgos relacionados con el mundo biológico y con otros ámbitos de las ciencias experimentales, premiados todos ellos con el Premio Nobel.  

En primer lugar se refirió a uno de 2012, el CRISPR/ Cas9, "un gran descubrimiento, una herramienta de edición genética de gran precisión" que ha tildado de "decisivo". "Está patentado y todos los laboratorios de genética lo usan hoy. Corta los patrones de la alta costura del mundo genético", ha indicado aludiendo a tratamientos de cáncer o VIH, así como enfermedades genéticas.

Desarrollado por una americana y una franco alemana, el hallazgo tiene algo de polémica porque "si vas a la raíz puedes ir al embrión y diseñar a la carta futuros humanos. China ha abierto la veda y esto plantea un problema ético. Todos los grandes descubrimientos tienen su cara y su cruz", asegura.

La ponencia ha proseguido desgranando tres descubrimientos de la física. Uno del año 2012, también, el Boson de higgs, en el que "pasamos de las células a las partículas elementales. Tardó mucho en encontrarse, 40 años, y es un gran descubrimiento, no con repercusión inmediata como el anterior, pero sí para el mundo científico", ha dicho sobre un hallazgo netamente europeo.

El siguiente, tercero en su lista, data de 2015 es estadounidense y es el de la onda gravitatoria. "Dos antenas gigantes que detectaron estas ondas que provenían del espacio. Es importante porque todo lo que sabemos del espacio es por los ojos. Esto es el sonido, una nueva señal que viene por otro tipo de antena y tener dos tipos de informaciones es fundamental para conocer el universo", ha considerado, ligando este descubrimiento con el cuarto, que es el origen de los agujeros negros, vistos por los mismos que descubrieron las ondas gravitatorias que, precisamente, venían del choque de dos agujeros negros.

El quinto y último, pero a juicio de Asorey el más importante es el de las vacunas de la covid en 2020. "Se descubrieron en 9 meses y hay que resaltarlas porque las más potentes y con mucho futuro, no solo se van a usar para esto, enlazan con el primer hallazgo sobre la genética porque utilizan también la célula pero no por el ADN sino por los mensajes que utiliza. Es como un espía, el ARN mensajero", concluyó. Asorey avanzó que este descubrimiento "se va a continuar utilizando en toda la genética de tipo inmune", además de recordar que ha salvado en la pandemia millones de vida.  

Etiquetas