Ribagorza

TRADICIONES

Graus recupera por un día oficios perdidos para darlos a conocer

La primera edición del nuevo certamen contó con una docena de artesanos que realizaron demostraciones y, algunos, pusieron a la venta sus productos

Artículos de cristal emplomado en uno de los puestos instalados ayer en la plaza Mayor de Graus.
Artículos de cristal emplomado en uno de los puestos instalados este sábado en la plaza Mayor de Graus.
E. F.

Pese al asfixiante calor registrado este domingo, el público respondió ante la I Feria de Oficios Perdidos de Graus que organizó la Asociación de Empresarios de Ribagorza (AER), en colaboración con el Ayuntamiento grausino.

Finalmente, fueron una docena los artesanos congregados en la plaza Mayor grausina para disfrutar de este certamen que recuperó oficios perdidos que pudieron disfrutarse “in situ”. Los artesanos, procedentes de Ribagorza y Sobrarbe, principalmente, ofrecieron demostraciones y, en algunos casos, pusieron a la venta sus productos.

Vicente Colomina, de Calzados Mur y uno de los últimos “albarqueros” de Aragón, fue, como miembro de la AER, de los impulsores de esta cita que contó con otros artesanos locales que ofrecieron demostraciones de su trabajo. La ceramista Marta Danés, llevó a la feria su torno para mostrar cómo lo utiliza. Hizo lo propio Antonio Plana, artesano de las adobas, una afición que compagina con su trabajo y que llamó mucho la atención en la feria.

Las mujeres de la Asociación de Bolilleras de Graus, mostraron su trabajo y varias labores elaboradas con esta técnica como “Mi tieta preferida”, que ofreció una amplia muestra de sus creaciones. José Antonio Buetas enseñó cómo realiza sus trabajos en cristales emplomados y, junto a los artesanos locales, otros de la cestería, la anea, las cucharas de boj, la forja y los cañizos, un oficio también desaparecido.

La Feria de Oficios Perdidos, que estuvo amenizada por los Gaiteros de Graus y música de ambiente, nace con vocación de continuidad, “aunque podrían estudiarse otras fechas para evitar el calor extremo”, comentó la gerente de la Asociación de Empresarios de Ribagorza, María Ángeles Gracia. El certamen se instaló en carpas entre las 10 y las 14 horas y hubo visitantes incluso en los momentos de más altas temperaturas.

Etiquetas