Ribagorza

sector primario

La Comarca de la Ribagorza pide “una renta fija” para los ganaderos en extensivo

Se plantea como compensación a su labor en la lucha contra el fuego

Declarado en Nivel 2 de alerta el incendio de Graus.
Imagen de archivo de un incendio en Graus este verano.
Pablo Segura

La Comarca de la Ribagorza solicitará al Gobierno de Aragón “una renta fija” para los profesionales de la ganadería extensiva como compensación por la prestación de servicios medioambientales en la lucha contra los incendios, además de “una revisión urgente” de las políticas forestales. Así se manifestó de forma institucional en el Consejo Comarcal del pasado jueves, donde también se solicitó de forma unánime la reapertura de los puntos de atención primaria y consultorios cerrados en Ribagorza y medidas para contar con más médicos.

Tras una temporada de numerosos incendios en Ribagorza, los consejeros insistieron “en la necesidad de que la ganadería extensiva sea reconocida como elemento clave en la prevención de incendios forestales y se cree un contrato territorial de explotación mediante el cual, los titulares de estas explotaciones que deseen adherirse reciban una renta fija como compensación por la prestación de servicios medioambientales”. Por otro lado, instaron al Gobierno de Aragón “a una revisión urgente de las actuales políticas forestales que en vez de facilitar la gestión de estos territorios, condicionan sus usos e impiden actuaciones esenciales en la lucha contra el fuego”.

De forma también institucional, los consejeros ribagorzanos instaron a la apertura al cien por cien de los puntos de atención primaria y consultorios cerrados en Ribagorza y a articular medidas para ampliar las plazas de estudiantes de nuevo ingreso en Medicina ante la falta de profesionales para cubrir las vacantes. Esta moción conjunta se aprobó tras un intenso debate y desestimar la propuesta de resolución presentada por el PP, en la que se pedía, además de la recuperación de los servicios sanitarios en la zona, “la reprobación” de la consejera de Sanidad.

Aparte del capítulo de mociones, cabe resaltar la aprobación del II Plan Comarcal de Prevención de Adicciones presentado por el Área de Acción Social. En materia económica, se dio cuenta del periodo medio de pago del trimestre, de 44,5 días; se aprobaron dos bajas de derechos y dos expedientes de modificación presupuestaria, de 63.250 euros y 298.978 euros, así como la cuenta general de la entidad del ejercicio 2021.

En Informes de presidencia, Marcel Iglesias aludió al tercer vehículo para transporte social incorporado recientemente; al avance de la implantación de los hogares sostenibles; al éxito del programa de la ONU “Juega Vive”, destacado a nivel regional; y al vigésimo aniversario de la Comarca de la Ribagorza, conmemorado hace algunos días.

Iglesias hizo “un balance positivo” aunque reconoció que “hay cosas por mejorar y por hacer”, además de afrontar el reto de la financiación, que se mantiene igual que hace una década mientras los costes por la prestación de los servicios han aumentado entre un 25 y un 30 por ciento.

En ruegos y preguntas, el Partido Popular preguntó por la frecuencia en la recogida de residuos, mientras que desde Podemos se interesaron por el déficit de pediatras y matronas en la comarca y el mapa de transporte de viajeros por carretera.  

Etiquetas