Ribagorza

TRADICIONES

Benabarre disfruta la Festa de la Coqueta en su regreso

Centenares de vecinos y visitantes disfrutaron este viernes de la gastronomía local

Los más pequeños también se sumaron a la elaboración de coquetas.
Los más pequeños también se sumaron a la elaboración de coquetas.
Elena Fortuño

En una magnífica noche en las faldas del castillo y con un gran ambiente, Benabarre disfrutó del regreso de su Festa de la Coqueta. Centenares de vecinos y visitantes disfrutaron de la gastronomía local, en general, y de la coqueta o torteta, en particular, en una velada amenizada por la música de Di Fulvio Trio y narrada por la presentadora de Charrín Charrán, de Aragón Televisión, Silvia Cebolla, en la que se homenajeó al Ball dels Palitrocs en la coqueta gigante.

Como siempre, la sorpresa se dejó para el final y eran más de las 22:30 horas cuando salió del caldero la coqueta bicolor alusiva al folclore local diseñada por el maestro coquetero José María Prior. “Es un homenaje a los Palitrocs. No es tan grande como otras veces, pesa entre 10 y 12 kilogramos, no es la más grande que hemos hecho, pero lo importante es que quedara entera para que se viera el motivo”, explicó.

La coqueta gigante se degustó en unas 200 raciones, junto a otras 800, también salidas del caldero, mientras que, igualmente de forma gratuita, se repartieron 2.000 raciones de coqueta asada a la brasa. “A la gente, las que más le gustan son a la grasa de leña”, explicó Prior, encantado con la respuesta al trabajo coordinado de todos. “Somos unas 15 personas haciendo las coquetas, entre mondongueras, fogoneros y personal de las empresas de embutidos”, que también se encargaron de los talleres infantiles de elaboración.

La coqueta gigante se degustó en unas 200 raciones.
La coqueta gigante se degustó en unas 200 raciones.
Elena Fortuño

La elaboración, cocción y reparto de las coquetas puso el broche a la degustación de las 21 tapas diferentes elaboradas por los restaurantes benabarrenses Restaurante Can Pere, Restaurante Benabarre, Piscinas, Cafetería El Carmen, y Chocolates Brescó, junto con los del entorno, Els Cremals de Tolva y el Bar Tófol de Lérida, con el chef benabarrense David Colomina. Cada uno de ellos contó con una carpa para servir sus tapas, así como la Bodega Aldhara, responsable del vino este año.

El público pudo degustar hasta 4.000 tapas, todas con productos de la marca “Benabarre Sabor” como el queso, el chocolate, el azafrán, la trufa, la cerveza, o los embutidos.

Etiquetas