Ribagorza

El trabuquero pone a los repatanes de fiestas en Graus

La localidad recuperó la Espera de la Gaita, el canto de albadas y los danzantes

Actos conmemorativos de las fiestas de Graus a lo largo de la tarde de este lunes.
Actos conmemorativos de las fiestas de Graus a lo largo de la tarde de este lunes.
Elena Fortuño

Con relevo en el trabuquero encargado de disparar desde el balcón consistorial en presencia de autoridades y repatanes y repatanas, las fiestas de Graus comenzaron este lunes con un espléndido ambiente, entre los jóvenes por la mañana y convertido en fervor por la tarde. Los grausinos recuperaron su emotiva Espera de la Gaita en el puente de Abajo, el canto de las primeras albadas a los patronos, San Vicente y Santo Cristo, y disfrutaron de la actuación de los danzantes infantiles, incorporada este año para desbloquear las listas cerradas durante la pandemia.

Este martes, la festividad de San Vicente Ferrer será la primera actuación de los danzantes adultos en la plaza, tras los actos religiosos, y se representará la tradicional Mojiganga, que se traslada de la plaza al Centro Deportivo por el riesgo de lluvia, según informaron representantes del Ayuntamiento de la localidad.

“A las 12 del día 12”, como manda la tradición, en Graus sonó el primer trabucazo que marca el inicio de unas fiestas, acogidas con entusiasmo por los jóvenes que animaron el desfile de carrozas junto a la charanga Band&Diez, la Rondalla Francisco Parra, los gigantes y, sobre todo, los cabezudos, en plena forma pese a los dos años de parón y con muchas escobas de repuesto.

El recorrido, que exigió una cuidadosa labor de Guardia Civil, Tráfico y Policía Local, para cortar y reorientar el tráfico, fue lento y caluroso, por lo que la juventud se lanzó masivamente al río Ésera antes de completar la segunda parte del trazado, tras la cual pudieron refrescarse de nuevo, en este caso con el ‘manguerazo’ habitual que cierra el desfile de vuelta a la plaza Mayor.

Etiquetas