Ribagorza

FORO

Graus acoge el encuentro entre ciencia y turismo

El Foro de Turismo Científico y Ciencia Ciudadana vinculó ambas iniciativas

Asistentes al I Foro de Ciencia Ciudadana y Turismo Científico.
Asistentes al I Foro de Ciencia Ciudadana y Turismo Científico.
E.F.

La Comarca de La Ribagorza celebró en Graus a lo largo de este sábado el I Foro de Ciencia Ciudadana y Turismo Científico de Aragón, que supuso un encuentro entre instituciones, asociaciones y profesionales, pionero en Aragón, sobre el progreso del turismo científico como sector económico y canal de sensibilización medioambiental en las áreas de alta montaña.

El presidente de la Comarca de la Ribagorza, Marcel Iglesias, presentó las jornadas tras la bienvenida a primera hora de la alcaldesa grausina, Gemma Betorz, que como anfitriona deseó a los participantes una jornada fructífera. Coincidiendo con la celebración en 2022 del Año Internacional del Desarrollo Sostenible de las Montañas, Ribagorza quiere dar un paso adelante para visibilizar y generar sinergias en un ámbito profesional en auge dentro de su estrategia institucional de sensibilizar a la sociedad hacia un desarrollo más sostenible y preocupado por el medioambiente.

Iglesias consideró el foro “una buena oportunidad para aproximarnos a iniciativas que prosperan en nuestro Pirineo, donde Ribagorza ocupa una posición central con sus espacios naturales únicos, alrededor de una fórmula más sostenible y paralela a los activos de desarrollo de las áreas de alta montaña”.

Mesa de debate

Tras la presentación, el foro se abrió con la mesa de debate ‘La ciencia ciudadana y la educación ambiental. El papel de las asociaciones’, moderada por la bióloga y consultora en ecoturismo Mireia Cabrero, y en el que intervinieron Ánchel Belmonte, del Geoparque Mundial Unesco Sobrarbe-Pirineos; Eugenio Rojas, de la Red Transfronteriza de Educación Medioambiental Pirineos Vivos; y Juan Ignacio Gil, de la Fundación Quebrantahuesos.

Por la tarde, desde las 16:30 horas, se contó con la participación de distintos emprendedores de turismo científico del Pirineo, que subrayaron la compatibilidad de un modelo próspero económicamente y que revierta positivamente sobre conocimiento social del entorno natural. Begoña García, del Instituto Pirenaico de Ecología (IPE-CSIC) expuso el proyecto ‘Adopta una planta’, red que coordina a 200 observadores de la flora pirenaica; Sara Arjó, habló del seguimiento de los murciélagos como recurso turístico dentro de la acción de la empresa medioambiental ‘Verde Blue’; y cerró Ismael Sanz, de SOS Anfibios Aragón.

De forma paralela, se impartieron dos talleres en horario vespertino en los que los asistentes pudieron adentrarse en la identificación de líquenes y su papel como bioindicadores, y en la apicultura, conociendo la función de las abejas, su contribución directa e indirecta con la naturaleza y el ser humano y los efectos que sobre ellas incide el cambio climático. 

Etiquetas