Ribagorza

INFRAESTRUCTURAS

La antigua cárcel de Benabarre estará rehabilitada en 2024

El municipio recibe la subvención del Ministerio para acometer la recuperación de edificios de titularidad pública

Estado actual de la antigua cárcel de la localidad de Benabarre.
Estado actual de la antigua cárcel de la localidad de Benabarre.
S. E.

La rehabilitación de la antigua cárcel el partido judicial de Benabarre estará concluida en septiembre de 2024, ya que el Ayuntamiento ribagorzano debe cumplir los plazos que conlleva la subvención del Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana (Mitma). La ayuda del Gobierno de España, que aceptará el Consistorio ribagorzano en un plazo máximo de 10 días, asciende a 637.821,40 euros del millón total que supone la actuación en este edificio patrimonial, declarado Bien de Interés Cultural (BIC) en calidad de Memoria Democrática de Aragón.

Benabarre es uno de los 18 municipios aragoneses que recibirá estas ayudas del Mitma para acometer la rehabilitación de edificios de titularidad pública en el marco del Plan de Recuperación. “Esta semana ha salido la resolución provisional, la aceptaremos en los próximos días y después, saldrá la resolución definitiva”, explicó el alcalde benabarrense, Alfredo Sancho. “La subvención financia en un cien por cien la parte energética del proyecto y en un 75 por ciento la no energética, así que el resto, hasta el millón de euros, lo pondrá el Ayuntamiento”, detalló Sancho, quien comentó que lo primero es redactar el proyecto detallado en base al estudio previo desglosado.

Respecto a las fechas que propone esta convocatoria, avanza que ha de estar “terminado del todo en septiembre de 2024. Así que ahora tendremos que empezar a redactar el proyecto desmenuzado, aunque tenemos la memoria, para empezar la licitación el primer semestre de 2023. La obra empezará a final de ese año y haría falta otro año para ejecutarla”, especificó el edil.

Sancho resaltó que lo que hace más “singular” este edificio es que se trata de un BIC en calidad de Memoria Democrática de Aragón. El edificio fue en origen Convento de Agustinos desde 1604 y, posteriormente, se convirtió en prisión del partido judicial de Benabarre en el periodo comprendido entre 1866 a 1974. Su época de mayor actividad se sitúa entre los años 1936 y 1956, y muy especialmente durante los años 1938 a 1940, de ahí su especial relevancia en esta etapa histórica.

La rehabilitación supone actuar en un edificio de 600 metros cuadrados. “Esto es el continente -detalló Sancho- y, a partir de ahí, se definirá el contenido”, apuntó, mientras explicó que se conservarán los muros y la estructura original, se hará accesible y se mantendrán las celdas.

El alcalde mostró su satisfacción por poder acometer esta actuación porque la cárcel es “el último edificio histórico patrimonial que nos faltaba por rehabilitar. Recuperar esta parte de la historia del municipio es importante”, concluyó.

Etiquetas