Ribagorza

certamen

La Fira de San Martín de Lascuarre cita otoñal ineludible en la Ribagorza

L os lascuarrinos han mantenido la tradición de jugar al "Cacho", un juego sencillo pero curioso, vinculado a la baraja y al turrón

La Fira de San Martín de Lascuarre se ha consolidado como una cita otoñal ineludible dentro del calendario ferial ribagorzano, pero también como un animado punto de encuentro para todas las edades. Una treintena de puestos, con una significativa muestra ganadera que mantiene los orígenes del certamen, han servido este sábado de base a la Fira de San Martín que, en torno a la ermita el mismo nombre, ha vivido una animada jornada con almuerzos y comidas asados en las tradicionales hogueras, antes del "tardeo" musical, cada vez más exitoso.

La recoleta ermita románica de San Martín ha acogido la exposición "A cielo abierto" de la artista local Malen Salleras, que ha atraído a multitud de visitantes durante toda la jornada. En la explanada que se abre en torno al templo, ha vuelto a instalarse el ganado, con muestra de ejemplares de ganado aviar, ovino y caballar, principalmente del propio Lascuarre, aunque también hubo algo de localidades próximas.

Entre la treintena de expositores de la fira han figurado numerosos artesanos locales de cerámica o agroalimentación, en un certamen donde pudieron adquirirse objetos de madera, ropa, quesos, patés, repostería, etcétera. Asimismo, ha habido representantes de Aragón, Cataluña y Navarra entre los artesanos, han detallado desde el Ayuntamiento.

Los niños han tenido su espacio con los juegos de madera gigante, siempre exitosos, mientras que grupos de familias y amigos compartían almuerzos y comidas asados en las dos hogueras que, un año más, se instalaron en la zona para tal fin. Aunque en origen servían para caldear el ambiente, el tiempo ha acompañado y, tras las tormentas del viernes, el día ha amanecido espléndido en Lascuarre este sábado.

Durante la Fira de San Martín, además, los lascuarrinos han mantenido la tradición de jugar al "Cacho", un juego sencillo pero curioso, vinculado a la baraja y al turrón, en el que se premia con un "cacho" de turrón al ganador. Esta costumbre se vincula a las fechas de la feria que coincide con la recogida de las primeras almendras con las que se elaboraban los turrones más tempranos.

Como se viene haciendo en los dos últimos años, se ha repetido el exitoso "tardeo" musical, en este caso de la mano del grupo grausino Acetileno, que ha amenizado la velada y permitió que la Fira de San Martín de Lascuarre se alargara hasta entrada la tarde. La jornada, animada desde primera hora y todavía más a medida que ha ido avanzando, ha evidenciado de nuevo que, junto a la vertiente mercantil, el certamen se consolida como lugar de reunión social en el otoño de la parte baja de Ribagorza.

Etiquetas