Ribagorza

INFRAESTRUCTURAS

El Mitma adelanta la reapertura de la N-260 del jueves a este martes

Se anticipa así en casi dos jornadas el regreso del tráfico de esta vía nacional entre las localidades de El Run y Campo

Imagen de la vía.
Imagen de la vía.
E. F.

El Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana (Mitma) abre este martes por la tarde la al tráfico la carretera N-260 cortada por las obras de acondicionamiento del tramo comprendido entre el Congosto de Ventamillo y Campo. Se adelanta así en casi dos jornadas la reapertura de esta nacional entre las localidades de El Run y Campo, prevista para el próximo jueves y que se prolongará, en principio, hasta el 16 de enero. Desde el Ministerio recuerdan que la reapertura se produce en condiciones de rodadura provisional, quedando limitada la velocidad a 40 kilómetros por hora, por lo que ruegan a los usuarios la máxima precaución y respeto a la señalización en este tramo, que continúa en obras.

El Mitma anunciaba en la mañana del martes el adelanto en la reapertura por Navidad, prevista para el jueves 22 a las 24 horas y que será finalmente en la tarde de este mismo martes. "El avance de los trabajos ha hecho posible su adelanto a hoy martes 20 de diciembre a las 17 horas", dicen, mientras recuerdan que se continúa avanzando en la ejecución de las obras de acondicionamiento de la N-260 en el tramo Congosto del Ventamillo-Campo. Si se cumple el calendario anunciado hace un par de meses, el tramo permanecerá abierto hasta el 16 enero, cuando hay programado un corte total hasta el 27 de ese mismo mes.

Insisten en que, dada la naturaleza de los trabajos ejecutados, la reapertura es en condiciones de rodadura provisional y recuerdan que queda limitada la velocidad a 40 kilómetros por hora, "por lo que se ruega a los usuarios la máxima precaución y respeto a la señalización". El tramo, prosiguen, continúa en obras y se podrán producir cortes intermitentes ocasionales", avanzan también desde el Mitma.

Cabe destacar que las obras en marcha consisten en la ampliación de la plataforma de la carretera N-260 desde los 5,5 metros actuales hasta los 8 metros, minimizando la ocupación y el impacto en las zonas más conflictivas que discurren junto al río Ésera mediante la construcción de voladizos apoyados y anclados a la roca.

De esta manera se facilitará el cruce de dos vehículos pesados o autobuses. Además, recuerdan desde el Mitma, el proyecto incluye la ejecución de dos túneles de 265 metros y 540 metros de longitud respectivamente. El presupuesto global de las obras asciende a 68,6 millones de euros.

Consideraciones especiales

Todo el acondicionamiento se ha diseñado con especial atención a los condicionantes medioambientales y de tal modo que las afectaciones a los usuarios durante la ejecución de las obras sean las menores posibles. Para ello, concluyen, "se está en contacto permanente con las asociaciones y Ayuntamientos de la zona, informándoles de las actuaciones que se van a llevar a cabo".

Etiquetas