Ribagorza

INFRAESTRUCTURAS

Los vecinos de Torre de Obato ya disfrutan de su local social

El Consistorio de Graus ha destinado parte de los Fondos del Plan de Obras a finalizar este inmueble

La delegada de alcaldía en Torre de Obato, Beatriz Cosculluela, junto al local social.
La delegada de alcaldía en Torre de Obato, Beatriz Cosculluela, junto al local social.
E. F.

Los vecinos de Torre de Obato disfrutan desde hace algunos días de su local social, después de más de seis años de obras. El Ayuntamiento de Graus, al que pertenece esta recoleta localidad, destinó parte de los fondos incluidos en el Plan de Obras y Servicios de 2022 a concluir esta infraestructura.

“Acaba de terminarse el recubrimiento de las fachadas del centro social de Torre de Obato, que era lo único que falta”, ha apuntado la alcaldesa grausina, Gemma Betorz. “En relación con toda la obra -agregó- era una cuestión de pequeña relevancia, pero que ha supuesto una inversión de casi 20.000 euros”, ha detallado.

El inicio del local social coincidió con la celebración del encuentro “Redolada” en Torre de Obato en el año 2015 y las obras, aunque se han demorado más de lo previsto, han sido acogidas con entusiasmo por los vecinos.

La delegada de alcaldía en Torre de Obato, Beatriz Cosculluela, ha comentado que “éramos uno de los pocos pueblos sin local social en el municipio, nosotros y Torre de Ésera, ellos todavía no lo tienen”, ha dicho, remontándose a los orígenes. “Fue en la Redolada de 2015 cuando reivindicamos este local social y, al año siguiente, se hizo la estructura y el tejado, pero hasta hora no lo hemos podido forrar de piedra. Al ser las tres caras forradas de piedra lo hacían más caro, pero queríamos que el local social fuera acorde con el resto del pueblo”.

El resultado, que se ha completado con un buen aislamiento, ha sido muy acogido por la veintena de vecinos que están colaborando para acondicionar el interior. “Lo vamos arreglando el pueblo. Ahora hemos instalado una chimenea”, ha apuntado Cosculluela.

Torre de Obato cuenta con una veintena de vecinos fijos aunque la población aumenta considerablemente en verano. “De momento, los que más lo utilizan son los jóvenes que se reúnen a ver películas y a socializar. El resto, hemos hecho alguna cena, cumpleaños, etcétera. Pero todos estamos muy contentos con el local social porque hacía falta. Sobre todo terminarlo porque ha estado más de 5 años a medio hacer con el peligro que eso conlleva”, ha concluido la alcaldesa pedánea.

Etiquetas