Sobrarbe

SOBRARBE - PARQUE NACIONAL DE ORDESA

A 15 grados bajo cero, en gayumbos y aislados: el humor puede con la rutina en el Refugio de Góriz

Joan María Vendrell y Pau Costa difunden en las redes sociales un divertido GIF

A 15 grados bajo cero, en gayumbos y aislados: el humor puede con la rutina en el Refugio de Góriz
A 15 grados bajo cero, en gayumbos y aislados: el humor puede con la rutina en el Refugio de Góriz

HUESCA.- A 15 grados bajo cero, con vientos de hasta 80 kilómetros hora y en gayumbos. De esta guisa y en estas condiciones salió a las 9:00 de este lunes Joan María Vendrell, uno de los cuatro guardas del refugio de Góriz, a hacer ejercicio en una bicicleta estática en el exterior de la instalación montañera.

No puede ni cuantificar cuál era la sensación térmica. Como para quedarte congelado, pero no le importa.

"Esta mañana hemos estado desarrollando una prueba piloto para calentarnos y generar energía alternativa. De momento, hemos generado 1,5KW y hemos pillado un resfriado! Seguiremos informando..." Así comenta su iniciativa Vendrell, en la cuenta de facebook del refugio, ubicado en el Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido, aunque en realidad, según ha indicado a Diariodelaltoaragon.es, "solo ha sido una coña para salir de la rutina".

"Llevamos semanas sin ver a nadie y nos gusta romper con la norma de tanto en tanto", ha añadido.

Ante esas condiciones atmosféricas, la actividad duró apenas unos segundos, lo justo para que Joan diera unas pedaladas y otro de los guardas, Pau Costa, le echara corriendo unas fotos. "Había que hacerlo en gayumbos -se ríe-, porque si lo haces con un anorak, la cosa no tiene gracia".

La siguiente idea fue hacer un GIF y colgarlo en Facebook, donde el Refugio de Góriz cuenta con 50.000 seguidores, una cifra nada desdeñable. "Pensamos que la gente se reiría un poco, porque somos de los que creemos que las cosas realmente imprescindibles de la vida son las innecesarias", declara.

El refugio de Góriz, donde ejerce de guarda desde hace 16 años, dispone de internet desde hace 10, un servicio que tanto a èl como a sus compañeros les ayuda a entretenerse mucho durante las tardes de aislamiento, después de haber realizado por las mañanas las típicas tareas de mantenimiento de la instalación como limpiar las placas solares del tejado, cortar leña, o despejar la nieve del acceso.

Las nuevas plataformas de televisión que les permiten ver películas y otros programas, la lectura, el ping-pong y el parchís son otros de sus divertimentos.

El lunes recordaron que también disponen de una bicicleta estática a la que hace tiempo que no daban uso. Y, ¿quién dijo miedo?

Etiquetas