Sobrarbe

SOBRARBE - ATAQUE GANADO

Un técnico de la DGA examinó este jueves el toro herido en el monte de Gistaín

El Gobierno insiste en que no es obra del oso pero los ganaderos están seguros de que sí

Un técnico de la DGA examinó este jueves el toro herido en el monte de Gistaín
Un técnico de la DGA examinó este jueves el toro herido en el monte de Gistaín
S.E.

HUESCA.- El toro herido en el monte de Gistaín evoluciona favorablemente, pero continúa siendo un misterio el origen de sus lesiones, al igual que el paradero de un ternero, desaparecido desde el miércoles. Los ganaderos del valle de Chistau están convencidos de que detrás de los daños al toro y de la desaparición del becerro está Goiat, mientras que el Gobierno de Aragón se mantiene firme en que las heridas del animal "no son compatibles" con el plantígrado.

Para esclarecer el entuerto, un técnico de la DGA perteneciente a la patrulla del oso acudió este jueves junto a varios ganaderos a ver al toro y redactar el informe pertinente. Al respecto, fuentes de la consejería de Desarrollo Rural y Sostenibilidad avanzaron que en el parte se dictamina que "no hay indicios" de que haya sido el plantígrado.

Para los ganaderos afectados, el Gobierno de Aragón "vuelve a mentir". "Esta vez sí que ha venido un técnico a mirar al animal, pero antes no había venido nadie", aseguraron.

El toro, de tres años y casi 500 kilos, fue encontrado el miércoles por uno de los pastores que sube las vacas en verano a la zona conocida como Loriele, en el monte de Gistaín. Al parecer, el animal presentaba una profunda herida en la oreja con similitud al de una mordedura y arañazos en el lomo y la espalda, indicó uno de los ganaderos que también lleva sus vacas a este paraje.

"Si no ha sido el oso, ¿qué otro animal ha podido atacar al toro?", se preguntan los ganaderos, una cuestión ante la que el Gobierno de Aragón reconoce que no tiene respuesta.

Etiquetas