Sobrarbe

SOBRARBE - PATRIMONIO

El antiguo molino de aceite de Boltaña reabrirá sus puertas como oficina de turismo

El Ayuntamiento de Boltaña saca a licitación el proyecto de rehabilitación de la vieja almazara para darle un nuevo uso, como paso obligado para los visitantes y sala expositiva

El antiguo molino de aceite de Boltaña reabrirá sus puertas como oficina de turismo
El antiguo molino de aceite de Boltaña reabrirá sus puertas como oficina de turismo
A.B.

EL ANTIGUO molino de aceite de Boltaña "renacerá" convertido en sede de la Oficina de Turismo Municipal. El Ayuntamiento ha sacado a licitación el proyecto de rehabilitación del edificio que alberga la vieja almazara para darle un nuevo uso, más útil y acorde con los tiempos.

La Plataforma de Contratación del Sector Público recoge con fecha de 18 de julio de 2019 los pliegos y condiciones del proyecto, cuyo presupuesto asciende a 204.438 euros (IVA incluido) y tiene un plazo de ejecución de seis meses.

De esta manera, el edificio que albergaba la almazara volverá a abrir sus puertas, pero no para elaborar aceite, como antaño, sino para recibir a los cientos de visitantes que cada año acuden al municipio para pasar sus vacaciones.

"Queremos recuperar este viejo inmueble y darle un nuevo uso, además de albergar la oficina de turismo queremos que tenga una sala de exposiciones en la que se pueda visitar la colección que cedió al Ayuntamiento el antiguo herrero de Boltaña, Blas Colomina", explica el alcalde, José María Giménez.

El edificio, de dos plantas de unos 128 metros cuadrados cada una, está situado en la calle Luis Fatás, una vía que da acceso al Casco Antiguo de Boltaña, localización que se considera óptima para emplazar la Oficina de Turismo Municipal, según el informe elaborado por la arquitecta Elena de María Sierra.

"Así, con esta nueva ubicación tratamos de potenciar y dinamizar más el casco viejo", apunta Giménez.

En la actualidad, en la planta baja se encuentra la antigua maquinaria del molino de aceite. El proyecto contempla la conservación de esta parte, de manera que pueda ser usada un día al año como demostración del oficio tradicional, conservando así un elemento de alto valor etnográfico municipal.

En la planta primera se ubicará la Oficina de Turismo, que dispondrá de un aseo accesible y una sala de exposiciones para colocar la colección municipal del antiguo herrero, Blas Colomina, que cedió su colección al Ayuntamiento para que fuera expuesta al público. Además, se conservará el vaso de decantación de las olivas, que pasará a formar parte del mostrador del centro turístico.

Según el proyecto, "el edificio se encuentra en muy buen estado. Las fachadas no han sufrido deterioro alguno, aún estando en desuso". Al parecer, solo existe una filtración en la cumbrera del edificio, que ha afectado a una de las vigas de cubierta, por lo que se sustituirá esta viga por otra nueva y se volverá a retejar el inmueble con la losa que actualmente posee, colocando bajo esta una lámina impermeable. Se realizará un nuevo forjado intermedio, pero no habrá que hacer escalera de comunicación entre las dos plantas, ya que no se considera necesario, señala el informe de la arquitecta.

Etiquetas