Sobrarbe

SOBRARBE - RECURSOS HIDROLÓGICOS

Los municipios alertan a la CHE del peligro del parón del salto del Cinqueta

Los ayuntamientos de Plan y Tella-Sin piden una reunión a la presidenta para abordar la reversión

Los municipios alertan a la CHE del peligro del parón del salto del Cinqueta
Los municipios alertan a la CHE del peligro del parón del salto del Cinqueta
V.L.

HUESCA.- ¿Qué pasa si llega una crecida repentina? ¿Quién abriría las compuertas de la presa de Plandescún ahora que se ha paralizado la central Lafortunada-Cinqueta por la reversión al Estado? Nadie. No hay otra respuesta para los ayuntamientos de Plan y Tella-Sin, en cuyos montes de utilidad pública se encuentra el sistema. La entrega de las instalaciones en "parada segura" por parte de Endesa a la Confederación Hidrográfica del Ebro en noviembre, dos años después de la resolución ministerial de reversión al Estado, ha resucitado la reivindicación del territorio que exige beneficios por la explotación. Pero, además, los municipios alertan a la CHE del peligro por falta de mantenimiento.

Por ello, han pedido una reunión con la presidenta de la Confederación Hidrográfica del Ebro, María Dolores Pascual. Cada municipio lo ha hecho por su lado, también para abordar otras cuestiones propias, pero con respecto a la central Lafortunada-Cinqueta, le transmitirán el mismo mensaje: el peligro del parón del sistema y la falta de mantenimiento. Desde el organismo de cuenca, informaron de que está "en tramitación" el contrato para retomar la actividad en el salto, igual que hizo con la central de Barrosa (Bielsa), pero tardó año y medio.

La presa de Plandescún está colmatada, como se aprecia en la fotografía tomada este martes. Es el embalse de donde procede el agua que se turbina en la central en Lafortunada, situado en cauce del Cinqueta en el valle de Chistau, y desde donde baja el agua por la gran tubería a modo de cicatriz en el monte hasta Lafortunada.

El barro y los sedimentos superan en nivel del agua. Es más, "la tierra está por encima del eje de giro de la compuerta basculante", que es la que podría aliviar agua ante una crecida, según explica el teniente de alcalde de Plan, Miguel Lacambra. Además, la presa ya está llena. De hecho, esta situación ha provocado una modificación del cauce del río Cinqueta aguas arriba. La presidenta ya visitó la zona en septiembre. Aunque entonces existían algunos de estos peligros, la diferencia sustancial es que ahora la central hidroeléctrica de Lafortunada-Cinqueta ha dejado de turbinar, por lo que ya no sale agua de la presa y nadie la revisa.

Desde el Ayuntamiento de Plan, le trasmitieron la necesidad de actuar. "La presidenta ya vio que la presa estaba colmatada y que había terrenos inundables, pero el problema es el dinero para arreglarlo", explica el teniente de alcalde de Plan. Por ello, se acordó la reubicación de la grava en unos 300 metros, que no deja de ser un encauzamiento. Además, ahora se encuentran con que es inundable el terreno municipal donde tenían prevista la construcción de la depuradora, por lo que es otro de los asuntos que quieren abordar con la presidenta de la CHE.

En este sentido, el Ayuntamiento de Tella-Sin, tiene previsto mandarle una carta esta misma semana para advertirle del "peligro". "Para que no nos puedan decir que no avisamos si pasa algo", precisa el secretario municipal, Joaquín Irigoyen. Además, va a estudiar si puede recurrir jurídicamente la entrega de la central.

No obstante, en Lafortunada la actividad sigue porque la central de Lafortunada-Cinqueta (40,8 MW) comparte edificio con la de Lafortunada-Cinca (41,4), cuya concesión no caduca hasta 2065. Por eso, aún se escucha el ruido sordo de la producción de energía, pero se genera menos de la mitad. La suma de ambos sistemas forma la mayor central del Pirineo aragonés.

Etiquetas