Sobrarbe

SOBRARBE - AGROALIMENTARIO

El matadero de Aínsa cierra el ciclo ganadero del territorio hasta la mesa

Las instalaciones pretenden abrir una vía de porcino autóctono del latón de la fueva

El matadero de Aínsa cierra el ciclo ganadero del territorio hasta la mesa
El matadero de Aínsa cierra el ciclo ganadero del territorio hasta la mesa
A.A.

SABIÑÁNIGO.- Aínsa reabría el matadero municipal el pasado jueves 25 de junio, una instalación con sello ecológico con el que se quiere impulsar la industria ganadera del territorio.

"Este matadero supone una pieza clave en la cadena de distribución del producto fresco de kilómetro cero en los comercios y carnicerías locales", explica el alcalde de Aínsa-Sobrarbe, Enrique Pueyo, en declaraciones a este periódico.

"Estamos muy contentos", dice el edil, con las obras que se han realizado en el matadero, con la ampliación de la cámara de frío y la mejora de las instalaciones de la cadena de sacrificio.

Según el regidor municipal, "eran obras unas necesarias para que las personas que trabajan en el territorio puedan seguir sacrificando las reses en la zona y trabajando en el kilómetro cero, sobre todo las carnicerías y ganaderos".

A este respecto, el alcalde argumenta que además de que haya pocos desplazamientos desde que se recoge al ganado hasta que lo sacrifican, "conseguimos otra acción importante. Cuando eliminamos los despojos de los animales, en teoría tendría que venir a llevárselos un camión de Zaragoza o de Huesca, pero no viene porque tenemos un comedero de aves necrófagas, y la Fundación para la Conservación del Quebrantahuesos (FCQ) nos hace el favor de recoger todos esos desperdicios y llevarlos al comedero".

Para Pueyo, "con esta acción se cerraría el ciclo de lo que es la ganadería y el sacrificio de los animales desde los inicios en el territorio hasta que los ponemos en la mesa".

La Fundación para la Conservación del Quebrantahuesos realiza visitas guiadas al comedero para que la gente pueda ver comer a los animales de cerca. "Aquí hay alimoches, quebrantahuesos, buitres y diferentes especies que se pueden ver muy cerquita", detalla el alcalde de Aínsa.

Enrique Pueyo también apunta que con un proyecto de cooperación trabajado anteriormente con la Asociación Aragonesa de Ganaderos de Bovino de Raza Pirenaica (Asapi), "hemos conseguido que restaurantes y carnicerías del territorio se impliquen para que se pueda consumir el producto local que sobretodo es carne de ternera Pirenaica y cordero".

A corto plazo, quieren abrir en el matadero una vía de porcino "para sacrificar sobre todo, porcino ecológico, el del valle de La Fueva, el conocido como Latón de La Fueva, cerdos de raza autóctona y criados en libertad.

En esta misma zona, explica el alcalde de Aínsa, "tenemos un carnicero, Ricardo Buil (Carnísima), que está muy interesado en sacrificar este porcino en el matadero y esperamos que pronto pueda ser una realidad".

El funcionamiento de este matadero "ha propiciado que tengamos tres carnicerías abiertas en Aínsa, con una población de unos 2.200 habitantes. Esto es un lujo, y que las tres trabajen es muy importante".

También comenta que hay otra carnicería en Boltaña y otra en Laspuña que también vienen a este matadero a sacrificar sus animales. "Al final en un entorno de unos 15 kilómetros tenemos cinco carnicerías, esto es un puntazo", subraya.

En este matadero de Aínsa trabajan dos matarifes, ellos son autónomos, les pagan los propios ganaderos por pieza sacrificada, y también abonan una pequeña cantidad al Consistorio por los gastos que conlleva esta infraestructura. "El Ayuntamiento, aparte de tener la instalación, de hacer limpieza y de llevar la gestión, también hacemos de intermediarios entre la administración y el ganadero", comenta el alcalde.

Enrique Pueyo hace hincapié en que son pocos los mataderos que tengan actividad, "es muy difícil tenerlos abiertos". Después de la normativa que salió a nivel europeo, "se cerraron muchos en Aragón, fue el mayor desastre que tuvo esta comunidad autónoma. Nosotros conseguimos a base de sacrificio y dinero, que este no se cerrara y que pudiera seguir teniendo las puertas abiertas". Incide en que la instalación está habilitada para el sacrificio de animales ecológicos. "Hemos conseguido ser el matadero que más reses sacrifica en ecológico en Aragón, no por que tengamos mucho volumen de producto sino porque hay muy pocos mataderos en Aragón aptos para el sacrificio en ecológico", subraya.

Con esta iniciativa, el Ayuntamiento quiere apostar por el producto agroecológico y reducir la huella de carbono.

Además de toda la actividad que describe el alcalde de Aínsa y que gira en torno a la ganadería, añade que tienen en marcha, con la Fundación Quebrantahuesos y con Luis Lascorz, visitas para grupos a las granjas de este ganadero. "Les enseña cómo funcionan, cómo se alimentan los animales, cómo transcurre allí la vida y la gente se queda asombrada", añade.

Etiquetas