Sobrarbe

SOBRARBE - LA MORISMA

La Morisma de Aínsa, en su 50 aniversario, se aplaza al próximo año

La organización trabaja en un vídeo por el aniversario que no sabe cómo ni cuándo estrenará

La Morisma de Aínsa, en su 50 aniversario, se aplaza al próximo año
La Morisma de Aínsa, en su 50 aniversario, se aplaza al próximo año
F. P.

HUESCA.- Los vecinos de Aínsa no sacarán este año sus trajes a las calles para rememorar la reconquista de la villa durante el reinado de Garci Ximénez (siglo VIII), ya que la celebración de la tradicional Morisma se ha suspendido a causa de la situación creada por la covid-19 y ha quedado aplazada a 2021. La decisión se tomó el pasado martes, 30 de junio, por parte de la Asociación Cultural La Morisma de Aínsa, que ha esperado el máximo de tiempo posible antes de tomar un acuerdo al respecto con la esperanza de que la evolución de la crisis sanitaria permitiera su celebración.

Y es que, además, se da la circunstancia de que este 2020 se cumplen 50 años del inicio de la representación, por lo que se había previsto una programación especial para darle más realce a la efeméride con actividades previas a La Morisma en sí, que estaba programada para el 29 de agosto.

Isabel Bergua, presidenta de la Asociación, explica que desde que se inició la pandemia, la junta estuvo atenta a cómo se desarrollaba la situación y cuáles eran las expectativas para el mes de agosto. El pasado martes se convocó una asamblea extraordinaria en la que se decidió la suspensión de la representación de este año y su traslado al que viene, de modo que La Morisma, que tiene carácter bianual, volverá a representarse los años impares, como en sus inicios.

Isabel Bergua señala que se optó por la suspensión porque la fiesta reúne a 500 vecinos de Aínsa que se visten con trajes de época para llevar a cabo la representación. "La gente está junta y no íbamos a poder mantener la distancia de seguridad, lo que implicaba el uso de mascarillas durante toda la representación", apunta la presidenta de la asociación, a lo que añade que se tendría que haber reducido el aforo de las 2.000 personas que como público caben en las gradas para poder mantener el distanciamiento social.

"Toda la organización recae en la asociación y al final consideramos que era una responsabilidad tremenda llevar a cabo la representación y no queríamos ser los causantes de un posible rebrote", afirma Isabel Bergua, que incide en que tampoco le veían "mucho sentido" salir a representar La Morisma con mascarillas. "Esto nos desanimó", confiesa Isabel Bergua, que añade que "al final la prudencia y el sentido común nos ha hecho cancelarla y posponerla para 2021". No obstante, avanza que siguen preparando un vídeo conmemorativo de los 50 años de La Morisma, cuyo estreno no se sabe aún cómo será.

Y de cara al próximo año, indica que tendrán que valorar si retoman o no los actos previstos con motivo de los 50 años de La Morisma.

Etiquetas