Sobrarbe

SOBRARBE - SEÑALIZACIÓN VIARIA

Una señal "desubicada" para evitar disgustos a perdidos por el GPS

La DGA ha colocado una indicación para evitar los atascos de camiones de países bálticos en la pista forestal de Plan a Chía, por donde los manda el navegador para ir a Biescas

Una señal "desubicada" para evitar disgustos a perdidos por el GPS
Una señal "desubicada" para evitar disgustos a perdidos por el GPS
A.P.

¿Qué pinta en el inicio de la carretera del valle de Chistau una señal que indica que por ahí no se va a Senegüé, Sabiñánigo o Biescas? Hay que estar muy perdido para necesitarla o para no darse cuenta de que no es muy normal. Pero tiene su explicación: es una señal para evitar que conductores de camiones de los países bálticos o el norte de Europa acaben atravesados o patinando sobre la nieve en la pista forestal de Plan a Chía a casi 2.000 metros de altitud por culpa del GPS. Suena raro, sí, pero ha sucedido en varias ocasiones en invierno y primavera y han tenido que acudir Protección Civil y la Guardia Civil para sacar tráileres atascados de tres ejes y de 16 metros de largo.

¿Por qué el GPS se vuelve loco y los conduce hasta allí? Porque además de la localidad de Biescas, situada en el Alto Gállego, hay un núcleo de idéntico nombre en el municipio Valle de Bardají, en Ribagorza. Por lo tanto, no es difícil equivocarse cuando se desconoce la zona. De este modo, los camiones que entran por el túnel de Bielsa, en muchos casos procedentes de Lituania, se desvían en Salinas hacia el valle de Chistau y una vez en Plan el navegador les indica por la pista forestal que une esta zona con el valle de Benasque. Para nada es una carretera y mucho menos para camiones.

La nieve o el hielo, las curvas cerradas, la plataforma irregular, el desnivel y el volumen de los camiones hacen la combinación perfecta para generar el lío. Además, los conductores desconocen el idioma por completo y complica la solución.

Al final, el Ayuntamiento de Plan pidió al Gobierno de Aragón la instalación de estas señales. "Hemos tenido que sacar a tres o cuatro de la nieve o del hielo porque además ven la pista y no sé cómo se meten porque llevan tráileres de tres ejes, de 16 metros", asegura el alcalde de Plan, José Serveto.

Es curioso que el primer pueblo que aparezca en esa señal sea Señegüé. Y también tiene su sentido: la mayoría de los camiones que se han quedado atascados en la pista procedían de una empresa de Lituania que transporta material para la fábrica Bieffe Medital (Grupo Baxter), de Senegüé, localidad situada entre Sabiñánigo y Biescas.

Como titular de la vía A-1609, el Gobierno de Aragón decidió tomar esta medida porque decenas de camiones procedentes de países bálticos y del Este se desviaban a Plan y se metían en la pista forestal por culpa del GPS, indican desde la consejería de Vertebración del Territorio, Movilidad y Vivienda. Por ello, mantendrán las señales hasta que se corrija el error en los GPS y para evitar lo que está pasando, porque es "un problema bastante recurrente". Desde que se pusieron las señales se ha conseguido que no haya tantos incidentes de este tipo, indican desde el área.

Una de las señales, además de gran tamaño, se encuentra nada más tomar la vía en el desvío de Salinas, para que se den la vuelta a tiempo. Por si acaso, hay una segunda antes de atravesar los túneles de la Inclusa, por donde pasan muy justos.

Con todo, aunque su destino fuera Biescas, en el valle de Bardají, no sería para nada la ruta más adecuada por la pista forestal. Lo lógico sería ir desde el túnel de Bielsa hasta Aínsa, tomar ahí la N-260 hasta Campo y a Biescas. En este último núcleo, ya están acostumbrados a tener que advertir que no es la localidad de Biescas del Alto Gállego así como a recibir a visitantes que se confunden.

José Mongay, de Casa Tuzalet, que ofrece apartamentos de turismo rural. ya responde a la pregunta de si estamos hablando con Biescas en el Valle de Barbají, si conocemos dónde está, porque está acostumbrado a tener que dar todo tipo de detalles para que sus clientes no se pierdan. A veces, incluso ha alojado a gente que creía llegar al otro Biescas. Le pasó también a los integrantes de una compañía de la Muestra de Teatro Amateur de Biescas, que al llegar desde Lérida, su GPS los envió al Biescas más cercano, que tiene muy pocas casas. De esta circunstancia también es consciente el alcalde de Valle de Bardají, José María Raso.

Pero claro, los camiones no llegaban porque se quedaban atascados en la pista forestal de donde costaba mucho sacarlos. Algún vecino de Plan, ajeno a la problemática detectada por el consistorio, como no le encontraba explicación pensaba que se trataba de una broma. Estas señales que parecen "desubicadas" para quien conoce la provincia han dado una solución al problema.

Etiquetas