Sobrarbe

SOBRARBE - FERIA

La Expoferia de Sobrarbe celebra 35 años arraigada al territorio

Una veintena de productores oscenses en el patio del Castillo con total seguridad

La Expoferia de Sobrarbe celebra 35 años arraigada al territorio
La Expoferia de Sobrarbe celebra 35 años arraigada al territorio
D.A.

AÍNSA.- La Expoferia de Sobrarbe cumple con la tradición ferial de Aínsa y celebra este sábado la 35 edición, que si bien no deslumbra con números y récords, está repleta de virtud y méritos por las difíciles circunstancias en las que los organizadores han dado un paso adelante.

José Antonio Murillo, director del certamen, ensalza el gran "esfuerzo de adaptación a la realidad y a la normativa, que vamos a cumplir de manera muy estricta".

La labor de coordinación es incluso más amplia que en ediciones donde se superaban holgadamente el centenar de expositores, y se suman actores indispensables como Cruz Roja para "favorecer el control de la gente que venga a disfrutar de la Expoferia".

Serán 20 los puestos que estarán habilitados en el patio del Castillo de Aínsa, todos ellos de cercanía, de la provincia de Huesca. Los visitantes podrán adquirir frutas, legumbres, quesos, cervezas La Rondadora,... "No hay lugar a otro tipo de artesanías que incitan más a tocar, a comprobar el artículo. Aquí va directamente, en un mercado local, de manos del vendedor a manos del comprador, con la mayor higiene".

José Antonio Murillo recalca la responsabilidad y la audacia que han concurrido en la organización de una feria que "ni siquiera en tiempos de la Guerra Civil se suspendió". De hecho, recuerda el director que las primeras referencias de una feria en Aínsa se remontan al siglo XI".

DE 11 A 20 HORAS

La Expoferia de Sobrarbe estará abierta este sábado de 11 a 20 horas y no habrá ningún tipo de actuación de carácter lúdico. Toda precaución es poca. "Lo último que queremos es jaleo e incitar los contactos".

De acuerdo con las autoridades sanitarias y las administrativas, se ha establecido un dispositivo que aporta todas las garantías para que la Expoferia se despliegue con el máximo rigor. "Estará todo muy señalizado, desde la entrada hasta la salida, con las distancias de seguridad entre los ciudadanos y también con los comerciantes, y en el suelo habrá flechas que indicarán cuál es el camino que deben recorrer para que todo transcurra con la mínima cercanía entre los visitantes".

De esta manera, José Antonio Murillo considera que se podrán compatibilizar unas buenas ventas por parte de los expositores, una animación importante de los asistentes y el cumplimiento de la normativa establecida por el Gobierno de Aragón y complementada por la responsabilidad de todos los presentes.

Etiquetas