Sobrarbe

SOBRARBE - INFRAESTRUCTURAS

La tirolina de Fiscal abrirá el 19 de marzo y buscará el Guinness a la más rápida

La infraestructura, impulsada por un emprendedor de Buesa, alcanzará los 160 km/h

La tirolina de Fiscal abrirá el 19 de marzo y buscará el Guinness a la más rápida
La tirolina de Fiscal abrirá el 19 de marzo y buscará el Guinness a la más rápida
J.R.

HUESCA.- La tirolina TOP Ordesa Pirineos, en Fiscal, ya tiene fecha de apertura: el 19 de marzo de 2021, y se lanzará de inmediato a por el título Guinness World Records por ser la más rápida. El reto es superar los 172 kilómetros por hora que tiene una italiana, pero en el viaje turístico alcanzará los 160 km/h. La emoción sobrevolará a un máximo de 100 metros de altura sobre el suelo dominando el valle del Ara y sus bosques, en los que se adentrará al final en un vertiginoso recorrido de 2 kilómetros en 1,20 minutos. Las pruebas de carga se acaban de realizar, por lo que el trabajo principal está adelantado.

CLICA AQUÍ PARA VER UN VÍDEO DE LA TIROLINA

La previsión era poner en marcha la infraestructura antes, pero la pandemia del coronavirus paralizó las obras, según explica su promotor, Jorge Rabal, un emprendedor de Buesa que soñó inicialmente con este proyecto como complemento al negocio de alojamiento y asador Balcón del Pirineo, que regenta en dicha localidad del valle de Broto en la que nació. Estaba previsto que el cable se instalara en abril para ponerla en funcionamiento cuanto antes y finalmente se pudo acometer la obra en julio, de la que se encarga la empresa franco-suiza Fantasticable. Ahora, la mirada ya está puesta en comenzar la temporada turística en primavera, mientras se acaban las obras de los accesos, la caseta de recepción o los aparcamientos. La inversión es de 800.000 euros.

Antes de su estreno, Rabal quiere hacer una semana de puertas abiertas para los vecinos de Fiscal y el sector hostelero de la zona para que conozcan la actividad. No obstante, su proyecto está pensado para atraer público de un radio de 3,5 horas de coche. "La competencia es global y la idea es potenciar la tirolina como un atractivo más para el entorno de Ordesa, que la gente se mueva por la actividad", indica.

La tirolina ha alcanzado en las recientes pruebas de carga los 150 kilómetros por hora, pero está preparada para poder llegar a los 160, de forma que sería una de las más rápidas del mundo. De hecho, ya han iniciado las gestiones con la Guinness World Records para conseguir el título y que sirva de reclamo a los clientes que buscan una experiencia de pura adrenalina.

La tirolina se lanza desde la Pardina de Asué, propiedad del promotor, y sobrevuela monte del Gobierno de Aragón y del Ayuntamiento de Fiscal, que apoya la iniciativa, para acabar en terrenos de la misma pardina, muy cerca del núcleo de Fiscal. "El usuario se lanza en horizontal, con una especie de vela de freno en la espalda, como un radar que controla la velocidad", detalla Rabal. Al principio, se acelera mucho, por lo que es "muy impresionante", por la pendiente. Después, como en una segunda fase, te alejas del suelo con una sensación plácida como de ir volando. De algún modo, "se sale de la tensión y es una sensación de vuelo muy agradable", describe. En la última parte, en los últimos 600 metros, vuelve la adrenalina por la sensación de adentrarse en el bosque, que se acrecienta por la baja altura, ya que el punto más próximo al suelo son 6 metros.

La velocidad media es de 110 km/h, en el punto más rápido se alcanzarán los 150-160 km/h y el final se hace a entre 55 y 70 para entrar en la estación de freno. Además, el recorrido juega a provocar sensaciones con la altitud sobre el suelo, con un máximo de 100 metros. Pero la experiencia irá más allá de los 80 segundos aproximados del recorrido, ya que empezará desde el momento de adquirir el tiquet y subirse al Land Rover para llegar al punto de lanzamiento. El trayecto depara una sorpresa.

Jorge Rabal es un Ingeniero Agrónomo que tras vivir y formarse en otros países decidió volver a Buesa, donde no ha dejado de emprender y creó un asador. "Pensé en un proyecto como complemento para el asador Balcón del Pirineo, pero es un atractivo más para la zona", indicó. La idea surgió hace 10 años de una conversación con un amigo "aventado". No obstante, no fue la primera que tuvo porque se planteó montar una cervecería artesana o tener cabras para una quesería. Sus ideas hasta ahora son sinónimo de éxito ya que su Balcón del Pirineo se ha hecho popular por la carne a la brasa. Ya mantiene 12 puestos de trabajo fijo y con la tirolina creará 4 o 5 más y 3 o 4 más de temporada.

Etiquetas