Sobrarbe

SOBRARBE - PALEONTOLOGÍA

Encuentran un posible yacimiento del Neolítico cerca de Tella

Los trabajos presentan evidencias de agricultura y ganadería en el Pirineo de más de 7.000 años

Encuentran un posible yacimiento del Neolítico cerca de Tella
Encuentran un posible yacimiento del Neolítico cerca de Tella
G.A.A.A.

HUESCA.- Los recientes trabajos efectuados por el Geoparque de Sobrarbe en el bien Pirineos-Monte Perdido han permitido documentar un nuevo yacimiento arqueológico, que se encuentra próximo a la Cueva de Coro Trasito, en el municipio de Tella-Sin, conocido con el nombre Cueva de la Artiga Viturián, a 1.470 metros de altitud, con indicios cronológicos que lo sitúan en la época del Neolítico, con evidencias de la introducción de la agricultura y ganadería en el Pirineo.

De confirmarse esta hipótesis, se evidenciaría que Coro Trasito no sería un caso aislado y "que el poblamiento neolítico del valle y de la comarca fue relativamente intenso", explican.

El profesor contratado, doctor del Departamento de Prehistoria de la Universidad Autónoma de Barcelona (UAB) y miembro del Grupo de Arqueología de Alta Montaña (Gaam), Ermengol Gassiot, afirma que los hallazgos de yacimientos del Neolítico en Sobrarbe "están revolucionando la imagen que se tenía del proceso de introducción de la ganadería y la agricultura en el Pirineo, que ahora sabemos que se llevó a cabo hace más de 7.000 años".

Entre los vestigios localizados en la Artiga Viturián figuran restos de cerámica prehistórica y trazos de color negro hechos con carbón, "un fenómeno, también observado en la Cueva Lobrica, en Añisclo, otro abrigo con ocupaciones prehistóricas en la zona".

Asimismo, en una de las dos bocas de esta cueva se han encontrado niveles de "fumier" o excrementos de ganado, explican desde el Geoparque de Sobrarbe-Pirineos en un comunicado de prensa. Los primeros indicios han corroborado estas hipótesis gracias al sondeo que realizaron varios arqueólogos el fin de semana pasado, en el que confirmaron la existencia de diversas fases de ocupación en el yacimiento, con materiales procedentes del Neolítico mediante el sistema de datación del Carbono 14. La presencia y documentación de antiguas terrazas de cultivo cerca de Coro Trasito confirman que en esta zona "pudo haber agricultura en época neolítica, una hipótesis defendida por nosotros y cada vez más aceptada", explica el profesor de la UAB.

Al mismo tiempo, estos hallazgos evidenciarían que Coro Trasito no era un lugar especializado en ganadería, con ocupaciones breves y estacionales, sino un asentamiento en el que se desarrollaba una gran variedad de actividades como el consumo y almacenamiento de alimentos, producción de alfarería, reparación de herramientas de piedra, trabajo sobre vegetales, pieles, etcétera.

NUEVOS EJEMPLOS DE ARTE RUPESTRE

En el estudio se han documentado diversos ejemplos de arte rupestre entre los que cobra un especial protagonismo el localizado en la Cueva Biasba, de estilo esquemático, similar a los ya hallados en el valle de Góriz y en San Úrbez, en el cañón de Añisclo. Estas pinturas prehistóricas, sumadas a las ya aparecidas, demuestran que "este fenómeno estuvo mucho más extendido de lo que se creía en este sector del Pirineo, donde posiblemente aparezcan más en el futuro", explican los investigadores.

El grupo de arqueólogos que trabaja en la sexta fase del estudio "Arqueología del pastoralismo en el bien Pirineos-Monte Perdido VI", dentro del proyecto "Estudio y difusión del Pastoralismo en el bien Pirineos Monte Perdido" considera que "sin la presencia humana durante milenios, el paisaje de este territorio no tendría la apariencia actual".

Etiquetas