Sobrarbe

MEDIO AMBIENTE

Aínsa-Sobrarbe, primer municipio aragonés en aprobar un Plan de Acción Red Natura 2000

Estos espacios están sometidos a un régimen preventivo que busca evitar que se produzcan deterioros y alteraciones en los mismos

Mirador de Ordesa
Mirador de Ordesa
G.A.

El Ayuntamiento de Aínsa-Sobrarbe aprobó por unanimidad en el pleno celebrado este miércoles el proyecto piloto “Plan de Acción Gestión Red Natura 2000 en el Municipio de Aínsa-Sobrarbe”.

El Municipio, que integra 26 núcleos con población (2151 habitantes) y una superficie de 284,8 km2, posee un 17% de la superficie declarada Zona de Especial Conservación (ZEC) y un 24% Zona de Especial Protección para las Aves (ZEPA). Todos los espacios que integran la Red Natura 2000 están sometidos a un régimen preventivo que busca evitar deterioros y alteraciones y procurar la funcionalidad de la Red Natura 2000.

Según ha explicado en un comunicado Juan Antonio Gil, desde la Fundación para la Conservación del Quebrantahuesos (FCQ), los espacios de la Red Natura 2000 "deben ser gestionados activamente, sin gestión activa no será posible restablecer un estado de conservación favorable en aquellos hábitats o especies que no lo posean". Para ello, continúa Gil, "deberán mantenerse y fomentarse aquellas actividades humanas que han contribuido al logro de ese estado".

La Red Natura 2000 no prohíbe ningún tipo de actividad agrícola, ganadera, forestal, cinegética, "siempre y cuando dicha actividad no tenga efectos apreciables sobre los objetivos de conservación de la Red", aclara Gil. Parte de la base, señala, de que muchas de las actividades tradicionales desarrolladas en estos espacios "son las que han permitido asegurar sus valores ambientales. Por tanto, el papel de las administraciones locales toma vital importancia en la implantación de esta Red, al tratarse de la administración pública más cercana al ciudadano y con gran influencia sobre él"

Algunas de las obligaciones municipales en materia de evaluación de repercusiones sobre la Red Natura 2000 son así: planeamiento territorial y urbanístico, licencias urbanísticas, licencias ambientales y/o licencias de actividad, obras municipales (por ejemplo, mantenimiento de caminos), planificación y actuaciones de carácter forestal.

En abril de 2021, recuerda Gil, el Ayuntamiento realizó un taller participativo con entidades del municipio sobre la Red Natura 2000 con el fin de recoger ideas para impulsar y mejorar su gestión y conservación. Con las ideas recogidas en dicho taller, la Fundación para la Conservación del Quebrantahuesos redactó un Plan con 20 medidas y 31 acciones, que será la base sobre la que trabajar en un futuro en la Red Natura, siendo el primer municipio de Aragón que pone en marcha este tipo de medida y que recientemente fue Premio Medio Ambiente Aragón 2021. El proyecto se enmarca dentro del acuerdo de custodia del territorio firmado por el consistorio y la FCQ en el año 2016.

Etiquetas