Sobrarbe

SOBRARBE / TÚNEL DE BIELSA

Bielsa lamenta el cierre del túnel por simulacros de atentado

El Consistorio critica que las pruebas se hicieran en fechas con mucho turismo

Servicios de protección civil en el simulacro
Servicios de protección civil en el simulacro
G.A.

El Túnel de Bielsa ha tenido que cerrar de forma anticipada algunos días de esta semana. Durante las jornadas del miércoles y el jueves, esta infraestructura fue sometida a simulacros de emergencias de gran magnitud por servicios de protección civil de España y Francia. Por ello, ambos días tuvo que cerrar de forma prematura, a las 18 horas y a las 16 horas, respectivamente, y no reabrió hasta las 6 de la madrugada.

Durante estas pruebas en las que se simuló un ataque terrorista con riesgo químico, entre otros ensayos, el túnel se cortó y el tráfico no pudo cruzar la frontera, lo que lamentan desde el Consistorio belsetán. “Han programado un simulacro en unas fechas de temporada alta, porque en septiembre todavía queda aquí muchísima gente aunque no sea agosto”, comenzó el alcalde de Bielsa, Miguel Noguero, quien lamentó “no se hayan hecho estos simulacros por la noche”.

Además, Noguero criticó que “no es un corte lógico”, ya que el cierre, según el primer edil, afectó a “la carretera hasta Parzán, pistas forestales, aparcamientos para vehículos que hay al borde de la carretera”, generando “una serie de problemas para la gente que tenía que trabajar con normalidad”.

Otro de los aspectos que criticó el alcalde fue “la imagen” que da este corte. “Llevamos diez años invirtiendo 30 millones de euros en el túnel para poder tenerlo abierto 24 horas al día durante 365 días al año, y ahora a la mínima cierran”, valoró, en referencia no solo a las dos jornadas de simulacros.

“La queja que me han trasladado la mayoría de los empresarios es esta -la de los cierres continuos-, pero es que después hay un mal económico. El jueves y el miércoles, todo el que trabajaba en la frontera estuvo prácticamente parado durante todo el día, porque la gente no viene si hay cuestiones de corte”, lamentó.

En el Área de Servicio Hermanos Vidallé de Parzán, cuyo negocio va íntimamente ligado a los viajeros del Túnel de Bielsa, detallaron que la facturación cayó alrededor de un 80% durante las jornadas del cierre. Además, desde este establecimiento también lamentaron que “ya que cierran por las noches, deberían haber hecho los simulacros por las noches”.

No obstante, el responsable del túnel, Andrés Olloqui, señaló que las pruebas no podían tener lugar en horario nocturno “porque parte del simulacro no se podría haber seguido igual”, aunque admitió que, “lógicamente, se hubiera molestado menos al tráfico”. Además, explicó que era “la fecha indicada” debido a la nieve y el mal tiempo que se puede registrar en los meses siguientes.

“Entiendo el malestar de los Ayuntamientos de la zona y nunca cae bien hacer este tipo de ejercicios de cierres”, señaló el responsable de la Agrupación Europea Pirineos-Pyrénée (anterior Consorcio del Túnel Bielsa-Aragnouet), “pero algún día, ojalá no pase, puede ocurrir una desgracia y hay que entrenarse ”.

Olloqui detalló que la culpa de que el cierre durara tantas horas se debe a la magnitud de este simulacro en concreto, que calificó de “oportunidad única”: “En otros simulacros se cerraba menos tiempo, pero este es bastante excepcional e incluye riesgos nucleares, radiológicos, biológicos y químicos”.

“A nosotros, como explotadores del túnel, tampoco nos hace gracia cerrar mucho tiempo. Nosotros estamos aquí para trabajar y que el usuario pueda aprovechar y pasar por este paso sin ningún problema, concluyó. 

Etiquetas