Sobrarbe

SECTOR AGROPECUARIO

La Cooperativa de Sobrarbe se vuelca en el sector ganadero

Supone más de un 70 por ciento de la actividad que realiza SCLAS

Instalaciones de la Sociedad Cooperativa Limitada Agropecuaria de Sobrarbe.
Instalaciones de la Sociedad Cooperativa Limitada Agropecuaria de Sobrarbe.
SCLAS

La Sociedad Cooperativa Limitada Agropecuaria de Sobrarbe (SCLAS) realiza una conexión entre las ganaderías intensiva de cebo y la extensiva de montaña con sede en el término municipal de El Pueyo de Araguás.

Estas cooperativa nació en 1984 como panadería, almacén de cereal y abonos, y con el paso de los años ha diversificado su actividad con un pequeño supermercado, ferretería, servicios veterinarios, farmacia de medicamentos para animales además de una fábrica de piensos. No obstante, fuentes de SCLAS indican que más del 70 por ciento de su actividad corresponde a la comercialización del ganado vacuno y ovino en el Pirineo desde la zona de Hecho hasta Benasque.

En el caso del vacuno desarrolla una importante labor en la selección de los terneros de extensivo en la primera semana de cada mes y se envían a cada granja de cebo, algunas de ellas propias como la de El Pueyo de Araguás y la situada en el término municipal de La Fueva, y también las de cebaderos situados en Sobrarbe y el resto de provincia hasta conformar unas 3.000 plazas de cebo.

Una gran parte de la cantidad de la carne de ternera se destina para su distribución a la empresa zaragozana Profesionales de la Carne.

La misma cooperativa ha desarrollado la marca propia Pirinera que, según fuentes de SCLAS, “está sometida a una auditoría permanente de granjas, mataderos y fábrica de piensos”. De hecho, este tipo de piensos “deben realizarse con materias primas cien por cien de origen vegetal, más densidades en las granjas y una edad de vida determinada en los animales”.

La Cooperativa de Sobrarbe dispone de una cartera de 350 socios, entre 25 y 30 empleados en Aínsa y un volumen de negocio de 20 millones de euros al año, con el papel fundamental “de facilitar la vida al agricultor y al ganadero y una forma ágil, legal, honesta y sin ningún tipo de engaño”. Ponen como ejemplo que los terneros se compran a peso. “Nosotros pagamos por lo que recibimos en base a unas tablas”, destacan. Al estar instalada la cooperativa en el medio rural, las decisiones se realizan adaptándose a la problemática del agricultor y del ganadero.

En el caso del ganado, la Cooperativa de Sobrarbe realiza en su mayor parte un cruce industrial de vaca Parda y Toro Limousin además de ganado Limousin que se está empezando a implantar.

Los cereales son en su mayor parte de origen nacional de modo que los animales se alimentan de una mezcla de pienso con paja de cereales recogidos por socios y clientes hasta los cebaderos de la cooperativa.

Asimismo SCLAS realiza una gestión sostenible de los estiércoles para que los socios puedan fertilizar sus campos. De este modo, desde la Cooperativa recalcan que están controladas en su totalidad las salidas de los estiércoles en las explotaciones para evitar la contaminación de acuíferos.

Etiquetas