Sobrarbe

desarrollo

José María Giménez: "Boltaña ganaría aún más población si hubiera más viviendas"

El alcalde dice que la falta de casas para alquilar o comprar es el gran obstáculo para que se asienten nuevos pobladores

Vista de Boltaña
Vista de Boltaña
D.A.

La falta de vivienda, tanto para alquilar como para comprar, es hoy por hoy el gran obstáculo que está imposibilitando absorber la demanda incesante de gente que se interesa por establecerse en el municipio sobrarbense de Boltaña. El alcalde, José María Giménez, no duda en señalar que “si tuviéramos más vivienda vendría más gente.. hay mucha gente que no puede venir (por no haber alojamiento)”, afirma, y añade que los interesados buscan más que pisos, casas con un terreno o viviendas de pueblo grandes.

“Mucho hablamos de que el mundo rural se está despoblando... nosotros ganamos población, pero aún ganaríamos más si hubiera más viviendas”, asegura el primer edil, que apostilla que a él le gusta que llegue gente de fuera de la comarca y que el resto de pueblos de Sobrarbe no pierdan población.

El alcalde explica que Boltaña tiene suelo urbano para construir viviendas y que el Ayuntamiento dispone de “bastante suelo” pero ve “complicado” que pueda actuar como promotor de viviendas. En estos momentos, un constructor privado está levantando, en el casco antiguo, un edificio con 13 pisos para alquilar y vender, una iniciativa que el alcalde aplaude, al mismo tiempo que reclama que se puedan destinar a la construcción de viviendas fondos que lleguen de la Unión Europea.

El problema de falta de alojamiento para quienes quieren asentarse en el municipio no es nuevo. En verano de 2020, el Ayuntamiento creó una bolsa de viviendas de alquiler, en la que se inscribieron quienes tenían una casa para arrendar y a la que acudieron quienes buscaban alojamiento. “A la bolsa se apuntaron siete personas y en un día se alquilaron todas las viviendas”, recuerda el alcalde, que añade que posteriormente el Ayuntamiento ha ido sacando bandos con la idea de volver a crear otra bolsa de casas para arrendar ante la demanda existente, “pero no hay pisos disponibles para alquilar”.

Y es que -apunta- la demanda de personas que buscan casa en Boltaña no disminuye. Ello hace que, por ejemplo, cuando un piso se queda libre porque el arrendatario lo deja, en pocas horas vuelva a ocuparse o que haya “lista de espera” para alquilar una vivienda cuando se corre la voz de que el inquilino la va a dejar.

El alcalde afirma que hay “muchísima” demanda de alquiler de viviendas para vivir en el municipio de forma continua por parte de personas que bien trabajan allí o bien quieren establecerse en la zona.

Entre las personas que necesitan una vivienda en Boltaña porque trabajan allí, el alcalde cita a los maestros, a guardias del Grupo de Rescate e Intervención en Montaña (Greim), a personal del Juzgado de Boltaña, a los bomberos adscritos a la sede que el Servicio de Prevención de Incendios y Salvamento (Speis) de la Diputación de Huesca tiene en la localidad o a trabajadores del sector turístico (solo el Hotel Monasterio de Boltaña tiene medio centenar).

Al margen de quienes ya trabajan allí, el Consistorio recibe llamadas de personas interesadas en asentarse en el municipio para desarrollar un proyecto de vida. Y la falta de vivienda está suponiendo un freno a la llegada de estos pobladores. Una situación que el alcalde lamenta, ya que tener más vecinos aumentaría el censo del municipio, que, por otra parte, en los últimos años se mantiene en ascenso y alcanza, según el último registro oficial del que dispone, los 1.115 habitantes. Gracias a la campaña lanzada en redes sociales en 2017 con el lema “¿Quieres ser el 1.000?”, Boltaña supera los 1.000 habitantes, lo que redunda en beneficios a la hora de recibir subvenciones o tener un mayor número de concejales. Sin embargo, la falta de vivienda se está revelando como un techo infranqueable para que esa cifra siga en aumento.  

Etiquetas