Sobrarbe

FERIETA DE AÍNSA

La Asociación Un Paso Atrás trabaja para fomentar una alimentación saludable

El colectivo divulga las propiedades de las variedades locales de la manzana y la judía de montaña este fin de semana

Variedades locales de manzana de montaña recuperadas en la Feria de Otoño Follarasca de Aínsa, el año pasado.
Variedades locales de manzana de montaña recuperadas en la Feria de Otoño Follarasca de Aínsa, el año pasado.
Asociación Un Paso Atrás

La Asociación Un Paso Atrás fomenta la preservación del rico patrimonio genético y etnológico relacionado con las variedades vegetales y animales propias de la comarca de Sobrarbe, como los casos de la Gallina de Sobrarbe o la raza Pirenaica de vacuno y variedades hortícolas como la manzana o judía de montaña.

En la Ferieta de Aínsa de este fin de semana, la Asociación Un Paso Atrás colabora con el Ayuntamiento en diversas cuestiones como en la organización del evento mediante la divulgación de las razas animales como la Vaca Pirenaica, con la Asociación Aragonesa de Ganaderos de Bovinos de Raza Pirenaica (Asapi).

Según ha explicado el miembro de este colectivo, Juan García, los proyectos que desarrollan “están relacionados con la horticultura y la fruta de montaña”.

En colaboración con el Proyecto Pro-Sobrarbe, la Asociación Un Paso Atrás trabaja con diez variedades locales de judías de la comarca mediante un ensayo agrícola para estudiar el comportamiento de estas variedades referente al clima y con la obtención de la judía desgranadera. De este trabajo, el colectivo explicará en mayor profundidad este trabajo a partir de una charla impartida el próximo sábado por la mañana.

Además, la Asociación Un Paso Atrás en colaboración con Asapi organiza un degustación de cuatro o cinco variadades de judías el mismo sábado. En ella, “la gente participante además de degustar las judías realiza una valoración”, ha comentado Juan García.

Para la jornada del próximo domingo 6 de febrero, la Asociación Un Paso Atrás instalará un puesto en el que realizará un intercambio de semillas, con variedades exclusivas de la comarca de Sobrarbe a la vez que se fomentará la agricultura ecológica entre los asistentes además de captar socios interesados en participar en la asociación.

Por otro lado, Juan García ha comentado que el colectivo injerta variedades de locales de la manzana de montaña y las vende “para promocionar este tipo de variedades y no se pierdan”.

El mismo domingo, la asociación prepara una Calderada de Judías para ofrecerla a la gente que se acerque por el puesto.

Una de las actividades que realizará este colectivo el domingo consiste en la subasta de plantones de fruta de montaña a partir de variedades locales de manzana. “De este modo, la gente tendrá acceso a variedades que de otra forma no podría”, explica García quien ha comentado que es un trabajo realizado por el propio colectivo para recuperar las variedades locales que han conservado las personas mayores de los pueblos de montaña.

En este sentido, recuerda que la asociación nació hace 20 años debido a “que las variedades locales se estaban perdiendo y la gente optaba por otras opciones que se podían comprar en mercadillo o tiendas especializadas”.

La Asociación Un Paso Atrás ha realizado trabajos agronómicos específicos para recuperar esas semillas volviéndolas a sembrar y estudiar su comportamiento, a partir de proyectos de colaboración con el Ayuntamiento de Aínsa-Sobrarbe y el Gobierno de Aragón.

Además, ha explicado Juan García, “vimos la posibilidad de que los jóvenes tuvieran una opción de vida en el territorio”. Unos resultados que los interesados ya han podido conocer ‘in situ’ en las fincas experimentales desarrolladas para observar el comportamiento de estas variedades.

De hecho, ha citado que la Asociación puede recomendar el trabajo previo que se puede realizar en función de la variedad elegida de frutas y hortalizas. En el caso de la manzana de montaña, ha matizado que “la diferencia de temperatura entre el día y la noche en la época de fructificación da mejores prestaciones y cualidades al ser más dura y crocante” respecto al llano.

También se ha referido a las variedades de judía de montaña “que también “tienen un comportamiento muy distinto al llano porque la flor no cuaja a cierta temperatura. Hay judías como la verdeña de Bárcabo que es muy fina o la de Arcusa, que en el llano no se daban”.

Asimismo ha destacado que la Asociación trabaja a favor de la concienciación de la población, en especial en edad escolar, y de la salud pública que supone el aspecto medioambiental de la producción de la fruta “de cara a lograr una alimentación de calidad, que es lo que necesitamos para poder vivir”.

Y se ha mostrado partidario de “elaborar un producto alimentario de calidad y ecológico para responder a las exigencias europeas”.

Etiquetas