Sobrarbe

proyectos fotovoltaicos

La Fueva No Se Vende se movilizará ante la publicación del primero de los macroparques solares en el valle

El BOPH ha recogido este miércoles el sometimiento a información pública de la autorización administrativa previa y el estudio de impacto ambiental

Doscientas personas se han concentrado contra las placas
Doscientas personas se concentraron contra los proyectos fotovoltaicos en La Fueva el pasado verano.
S. E.

El Boletín Oficial de la Provincia de Huesca (BOPH) ha publicado este miércoles el sometimiento a información pública de la solicitud de autorización administrativa previa y la declaración de impacto ambiental (EIA) del primero de los macroparques fotovoltaicos proyectados en el valle de La Fueva. Se trata de la planta solar 'Ussía', que contará con 50,01 megavatios (MW) de potencia instalada y ocupará una superficie total de 54,44 hectáreas. Ante este anuncio, la Plataforma La Fueva No Se Vende ha mostrado su repulsa a este proyecto promovido por la empresa Leader Attitude SL, cuya sede social se ubica en Pamplona.

A raíz de este anuncio en el BOPH, dicha plataforma ha anunciado que se movilizará, confiando en que "las administraciones serán capaces de reconocer la unión de todos los habitantes de este valle pirenaico frente a estos macroproyectos". Como primera acción, se ha convocado a los vecinos de La Fueva y Palo a una reunión informativa promovida por los ayuntamientos en la que se explicarán "las claves del proyecto y la postura que han tomado frente a ellos para intentar salvaguardar el interés general" de sus habitantes.

La Fueva No Se Vende critica que este parque supera por 0,01 MW la potencia límite para que sea tramitado por el Gobierno de Aragón, ya que a partir de los 50MW la tramitación compete a la Dirección General de Política Energética y Minas del Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico. Por ello, condenan que es "una estrategia descarada para intentar fragmentar en tres un proyecto único", y lamentan que así se pretende "burlar los trámites de protección del medio ambiente que establece la administración".

Además, la plataforma se queja de que el proyecto también incluye la infraestructura de evacuación hasta la subestación de la presa de Mediano, lo que "afectaría tremendamente al paisaje y al modo de vida de los habitantes de La Fueva". Esta línea de evacuación, indican, también serviría para transportar la energía generada por los parques de La Nata y Guarados, que se encuentran en tramitación a través del Gobierno de Aragón.

"En el valle de La Fueva existe una gran unión frente a estos macroproyectos", dicen, y sostienen que la instalación de parques de este tipo provocaría el cierre de los sectores agroganadero y turístico. "Frenaría en seco toda la evolución positiva de un municipio que ha crecido en población y número de niños matriculados en su escuela -un 220% desde hace 15 años-", exponen.

Por último apuntan a las posibles afecciones que puede ocasionar el macroparque Ussía, puesto que "La Fueva y Palo viven del paisaje en el que se ubican y actuaciones como las que se pretenden llevarán al traste las inversiones realizadas por sus vecinos durante estos últimos años y que realmente sí han servido para fijar población".

Etiquetas