Sobrarbe

PATRIMONIO

La Casa Ruba de Fanlo entra en la Lista Roja de Hispania Nostra

Pese a tratarse de un BIC, su mal estado ha provocado un derrumbe en la fachada

Estado actual de la fachada de la Casa Ruba de Fanlo, en la comarca del Sobrarbe.
Estado actual de la fachada de la Casa Ruba de Fanlo, en la comarca del Sobrarbe.
S.E.

La Casa Ruba de Fanlo acaba de incorporarse a la Lista Roja del Patrimonio que elabora la asociación Hispania Nostra y que recoge cerca de 1.100 monumentos españoles que se encuentran sometidos a riesgo de desaparición, destrucción o alteración esencial de sus valores.

La edificación se encuentra desde hace años deshabitada y en mal estado de conservación. Actualmente se está desmoronando la fachada principal de piedra, y la edificación ha tenido que ser vallada para proteger a los viandantes. Pese a tratarse de un BIC, no se están tomando medidas para su conservación ni se están solicitando las ordenes de ejecución para cumplir el deber de conservación.

“Hemos decidido incluirla en la Lista Roja por su nivel de deterioro. La cubierta tiene pizarras movidas, por lo que debe tener agua en el interior. Los muros también tienen grietas preocupantes, además de la parte de la fachada que se ha desprendido”, ha advertido Alfonso Muñoz Cosme, miembro de la asociación y profesor de la Escuela Técnica Superior de Arquitectura de Madrid.

El ex Subdirector General de Información e Investigación del Ministerio de Cultura ha indicado que un estudio previo acometería la problemática principal de estanqueidad que sufre. Al tiempo que se realiza una actuación de urgencia en la estructura, el profesor manifestó que “darle un uso social facilitaría su mejor mantenimiento”.

Del siglo XVI

La Casa Ruba es un conjunto de construcción de alta montaña de grandes dimensiones. Cuenta con una torre circular que sobresale y una casa patio y planta en forma de U, compuesta por varias edificaciones de estructura compleja, producto de sucesivas ampliaciones. Forma parte de las “casas torreadas del Alto Aragón”

La fecha aproximada de su construcción es el siglo XVI, si bien posteriormente contó con diversas actuaciones para adaptar esta vivienda a las necesidades de sus propietarios. A principios del siglo XVII, se añadió a la fachada el cuerpo occidental, del cual destacan tres ventanas: una situada en la primera planta, con arco conopial y cruz incisa fechada en 1610; otra en la segunda planta con alféizar moldurado y cruz en el dintel; además de un tercer vano situado en la planta superior, también fechado en 1622.

“Sería un pérdida cultural, pero también social y económica en cuanto a que el patrimonio es un motor de activación económica para el futuro”, ha concluido el arquitecto.

Etiquetas