Sobrarbe

tribunales

Las acusaciones reclaman asesinato para Daniela Valencia y su defensa la absolución

Los letrados de las partes por el crimen de Broto en febrero del 2020 se han reafirmado en sus conclusiones  en la vista oral de este viernes

La acusada por el crimen de Broto, Daniel Valencia, esta semana en la Audiencia Provincial de Huesca.
La acusada por el crimen de Broto, Daniel Valencia, esta semana en la Audiencia Provincial de Huesca.
Pablo Segura

Los letrados de las acusaciones y de la defensa por el crimen de Broto, por el que Daniela Valencia presuntamente acuchilló cuatro veces a su expareja Geovanny Valencia, de 26 años, en el domicilio de este el 14 de febrero de 2020, se han reafirmado este viernes en sus posturas al solicitar los primeros la condena para la acusada de asesinato con alevosía mientras que la defensa ha reiterado la solicitud de libre absolución para su representada al entender que en el momento de los hechos, se encontraba en una situación de miedo insuperable.

En su comparecencia, la letrada que representa al Ministerio Fiscal, ha solicitado para Daniela Valencia, una condena de 20 años de prisión por un delito de asesinato con alevosía y ha descartado los atenuantes de la defensa a tenor de las pruebas presentadas a los miembros del jurado popular que enjuician el caso.

La fiscal ha dejado claro "que no existe ningún indicio de violencia de género" de Geovanny hacia Daniela y en especial, ha indicado que durante la relación de este caso, "no se había denunciado ante ninguna autoridad policial". Una afirmación, ha constatado Daniela, "que no lo había expresado anteriormente hasta estar delante de un juez y un tribunal".

Del informe llevado a cabo por una psicóloga de la cárcel de Zuera donde se encuentra ingresada Daniela Valencia desde febrero del 2020, respecto a los síntomas que le diagnostican síntomas de "estrés postraumático, síndrome de mujer maltratada e hiperexcitación y culpabilidad",  la letrada ha comentado "que no se había realizado ninguna prueba sistematizada".

Por otro lado, la fiscal ha definido como "tóxica" la relación sentimental que mantuvieron Geovanny y Daniela, especialmente desde que el primero descubre la infidelidad de ella con otro joven en septiembre del 2019. "Era una relación que no hacía bien a ninguno de los dos y Geovanny ni era capaz de dejarla", ha comentado quien ha destacado que ella "no paró de agobiar a Geovanny". 

En el día de los hechos, la fiscal ha afirmado que "Daniela no tenía miedo, lo estaba esperando". Según ha reconocido, "ha quedado probado que rajó la ropa de Geovanny antes de que llegara a su casa sobre las 18 horas".

También ha relatado que Geovanny "murió instantes después de llegar a su casa", momento en el que llevaba las llaves en la mano derecha, mientras que con la izquierda se estaba quitando la chaqueta y fue acuchillado cuatro veces con el mismo cuchillo con el que rajó la ropa. "Se trata de dos series de dos cuchilladas descendentes, la primera invalidante al afectar el pulmón" y la tercera mortal que " atraviesa el corazón". A su juicio, "tres puñaladas certeras en la parte izquierda del tórax que le provocan la muerte en el acto".

También la letrada ha dejado claro que "Daniela Valencia se autolesionó" y ha considerado que en el juicio no se ha probado la versión que Daniela, en la que afirmó que fue Geovanny quien le colocó un cuchillo detrás del cuello y la hirió y acto seguido la acusada cogiera el cuchillo de manos de la víctima y lo apuñalara. "Son hechos constitutivos de asesinato con alevosía, con puñaladas sorpresivas sin que el tuviera posibilidad de defenderse" al llevar las dos manos inhabilitadas por las llaves y la chaqueta. "Daniela sabía lo que hacía y quería matar a Geovanny que no tuvo ninguna posibilidad de defensa", ha relatado quien ha apuntado que la acusada se encontraba "en un plano superior" respecto a la víctima "que no se pudo defender". También ha descartado el trastorno mental transitorio de Daniela, "porque no hubo ataque previo".

Acusación particular

Por su parte, el abogado de la acusación particular, Marcos Francoy, ha criticado que se "haya intentado definir a Geovanny como un hombre maltratador" cuando en la vista oral ha sido definido por vecinos y amigos como "un chico excepcional, emprendedor, que ayudaba a todo el mundo. En su opinión, "las pruebas son demoledoras, apuñaló cuatro veces a Geovanny y lo mató".

Ha tribuido que la infidelidad de Daniela derivó en la desconfianza posterior de Geovanny. "Si Geovanny hubiera sido más desconfiado hoy estaría vivo", ha recalcado el letrado.

Del mismo modo que el Ministerio Fiscal, Francoy ha destacado en sus conclusiones que "Daniela apuñaló a Geovanny, que estaba desprevenido y con las manos inutilizadas" y se refirió a las autolesiones que se infringió con un cuchillo "las realizó para eludir su responsabilidad criminal". También ha descartado que existiera agresión previa de Geovanny hacia Daniela. "No se han encontrado evidencias de que Geovanny golpeara a Daniela en el marco de la puerta", ha comentado.

Por último, el letrado de la acusación particular ha reclamado que Daniela Valencia sea condenada a 25 años de prisión por el delito de asesinato con alevosía, con el agravante de parentesco, al ser los dos jóvenes pareja de hecho.

Defensa

Por su parte el letrado de la defensa, Eladio Mateo, ha reclamado para la libre absolución de su representada al tener en cuenta como eximentes completas la situación de "miedo insuperable y "trastorno mental transitorio" que Daniela padecía en el momento de los hechos. En el caso de apreciarse las eximentes como incompletas por parte del jurado, "solicitaríamos una pena de prisión homicidio por imprudencia grave con una condena de tres meses e inhabilitación especial  del sufragio pasivo".

En el caso de apreciarse los casos como un delito de homicidio doloso, el letrado reclama la libre absolución si se consideran completas las eximentes solicitadas. Y en el caso de que se consideren incompletas, una condena de prisión de dos años y seis meses.

Durante sus conclusiones, el letrado de la defensa ha lamentado que durante la vista oral "se haya banalizado el tema de la violencia de género"  y ha criticado que se haya puesto en duda el trabajo realizado por la psicóloga de la prisión de Zuera, perteneciente al Ministerio del Interior, que indicó en su informe que "Daniela presentaba el perfil de mujer maltratada que ha dejado afectada su autoestima".

De Geovanny Valencia, el letrado de la defensa ha señalado que "no era una mala persona sino un chico celoso patológicamente" como evidencias que hay episodios de celos. Según Eladio Mateo, "Geovanny era una buena persona, un hombre celoso en una situación delicada por una supuesta infidelidad que ha quedado acreditada".

El letrado se ha referido a la situación de "miedo insuperable" de Daniela "que da lugar a esa situación".

Respecto a la situación de que su representada se encontrara en una situación "de un plano superior" respecto de la víctima, "no significa que estuviera subida a una escalera sino que corresponde a la trayectoria del cuchillo".

También ha indicado que los investigadores "se exceden" al indicar que Daniela rompió la ropa de Geovanny el mismo día de los hechos al poder haber sido otro día. Además, ha relatado "que el ataque de furia sorpresiva no está demostrado porque el cadáver no está enfrente de la escalera".

Respecto al forcejeo previo, el letrado ha indicado que el hecho de que no se hayan encontrado restos de ADN de la cabeza de Daniela en el marco de la puerta por un presunto golpeo de Geovanny, "no descarta que se haya producido", a tenor de las declaraciones de un forense del IMLA sobre las transferencias de material genético.

El caso queda pendiente del veredicto del jurado popular que pronunciará su decisión la semana próxima.

 

Etiquetas