Sobrarbe

hábitos saludables

‘Nofumadores’ pide prohibir fumar en los Parques Nacionales

La organización ha remitido más de 77.000 firmas al Ministerio de Transición Ecológica

Montañeros en el exterior del refugio de Góriz, en pleno Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido.
Montañeros en el exterior del refugio de Góriz, en pleno Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido.
D.A.

Nofumadores ha remitido al Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico (Miteco) más de 77.000 firmas, recogidas a través de la plataforma ‘Change.org’, para que su ministra, Teresa Ribera, lleve al Consejo de Ministros un Real Decreto Ley que prohíba fumar en los Parques Nacionales de España, ante la oleada de incendios provocados por colillas mal apagadas.

La presidenta de Nofumadores, Raquel Fernández Megina, ha afirmado que se trata “del primer paso” para hacerlo en todas las áreas forestales. “Nuestros bosques no pueden esperar ni un día más a ser protegidos de la industria tabaquera”, ha insistido. “Así, reduciremos la contaminación por colillas, los incendios, y hacemos patente a la industria tabaquera que no es bienvenida en nuestros Parques Nacionales. No tiene sentido que en zonas en las que está prohibido hacer barbacoa puedas fumarte un cigarro”, sentencia Fernández. 

Además, Nofumadores afirma que resulta “imprescindible” acompañar la protección de los Parques Nacionales y bosques con la prohibición absoluta de fumar en vehículos. Cada año, el 3,5 por ciento de los incendios son provocados por colillas mal apagadas o arrojadas desde los coches.

Hasta ahora, tirar una colilla desde la ventana está multado con la pérdida de cuatro puntos de carné y 200 euros de sanción. Sin embargo, la presidenta de Nofumadores defiende que “eso no es suficiente, ya que es imposible de controlar y no manda el mensaje adecuado”.

A su juicio, “es necesaria la prohibición absoluta de fumar dentro de un vehículo”, tanto por los incendios, como por la contaminación de las colillas que se tiran impunemente, por los menores y pasajeros que lo sufren y por el humo de tercera mano, cancerígeno, que se adhiere a las tapicerías.

Raquel Fernández añade que “lo ideal sería que si la Guardia Civil viera a un conductor con un cigarro en la mano al volante le cayese la misma multa que si fuese mirando el móvil”. 

Etiquetas