Sobrarbe

Fanlo retoma su pugna por el uso de la pista de los Miradores

Plantea una tasa de 3.000 euros al año para las empresas de Servicios Turísticos

Los Miradores de Ordesa son uno de los enclaves más visitados
Los Miradores de Ordesa son uno de los enclaves más visitados
S. E.

El Ayuntamiento de Fanlo prevé cobrar una tasa de 3.000 euros anuales a las empresas de servicios turísticos que, con sus vehículos rodados, hagan uso de la pista forestal de Las Cutas, también conocida como la de los Miradores de Ordesa. La ordenanza fue aprobada en el pleno del pasado 12 de junio y este lunes ha pasado a exposición pública con un plazo de treinta días para presentar reclamaciones.

No es la primera vez que el Consistorio fanleño da un paso en esta dirección para tratar de regular el uso de esta pista, de acceso restringido al tráfico rodado, que tiene un destacado interés turístico y que enfrenta desde hace casi treinta años a los ayuntamientos de Fanlo y Torla.

El primero tiene la titularidad municipal de la vía y considera que le corresponde su explotación, mientras que el otro, en cuyo término se sitúa parte del camino, defiende sus derechos a usarlo con fines turísticos, tal y como se acordó en un pleno del Patronato del Parque Nacional en 1996.

La disputa llegó al Tribunal Superior de Justicia de Aragón (TSJA), cuando el Ayuntamiento de Fanlo colocó en 2001 una valla metálica para limitar el acceso a su término municipal. Nueve años después, el Tribunal condenó al Consistorio a retirarla de forma definitiva, al considerar que la pista no era un bien comunal “privativo”, sino un bien de “interés público”.

Desde entonces ha habido más intentos por parte de Fanlo para recuperar el dominio sobre el camino forestal, pero ninguno fructuoso, de modo que la explotación es compartida.

Desde Nerín, en temporada de verano, sale un autobús que explota el Ayuntamiento de Fanlo y ofrece a los turistas la posibilidad de disfrutar de las espectaculares vistas del trayecto, mientras que Torla ha entregado licencias a varios taxis todoterreno para dar el servicio a los Miradores.

La ordenanza que salió publicada ayer en el Boletín Oficial de la Provincia de Huesca (BOPH) grava la circulación con vehículos a motor por las pistas del municipio de Fanlo, cuya utilización -reza el texto- quedará sujeta al pago de la tasa por autorización temporal, por importe de 3.000 euros anuales para los Servicios Turísticos, servicios de visitas guiadas al Parque Nacional, personas físicas o jurídicas que desarrollen o puedan desarrollar, por las características del vehículo y la intensidad de uso de las pistas, actividades lucrativas.

Una pista “muy costosa” de mantener

El objetivo de las tasas es contribuir a sufragar los gastos de mantenimiento de una vía con un “tránsito impresionante” y que resulta “muy costosa” de mantener por sus peculiaridades, señaló ayer el alcalde de Fanlo, Horacio Palacio, quien aludió, entre otras cuestiones, a los 2.000 metros de altitud en los que se sitúa el camino forestal.

Respecto al precio fijado en la ordenanza de 3.000 euros, el alcalde explicó que es fruto de un estudio encargado por el Ayuntamiento de Fanlo para cuantificar los gastos y el deterioro de las pistas, caminos y vías asfaltadas de su titularidad.

Este gravamen afectará directamente a los taxis que operan desde Torla y hacen uso de la pista de Las Cutas para ofrecer visitas a los Miradores de Ordesa.

Por ello, ayer, el alcalde Torla, Jesús Lardiés, dijo que estudiarán con sus servicios jurídicos la ordenanza publicada y, apuntó, “nos limitaremos a hacer valer nuestros derechos sobre el uso de la pista, como hemos hecho siempre”.