Somontano

SOMONTANO - PUEBLOS LLENOS DE VIDA

Huerta del Vero, arquitectura del Somontano y mucha vitalidad popular

Sus fiestas tienen merecido prestigio y la inminencia de Guara da carácter

Huerta del Vero, arquitectura del Somontano y mucha vitalidad popular
Huerta del Vero, arquitectura del Somontano y mucha vitalidad popular
D.A.

Huerta es un vergel a orillas del río Vero, según la descripción en la web de Turismo Somontano para miles de lectores interesados en conocer esta pequeña localidad que forma parte del municipio de Santa María de Dulcis desde que se fusionó con Buera el 24 de julio de 1975. El autor del texto tiene razón, aunque la visita es más "alegre" en verano que el lunes siguiente a la festividad de San Fabián y San Sebastián, el 19 de enero, con cinco hogueras que alumbraron buen ambiente popular. "Pocas veces tenemos tanta gente por aquí pero son bienvenidos siempre", explica Isabel Naya, que barre la zona próxima a su casa.

El vecino José María Andreu, de "casa Brota", recoge los rescoldos de la hoguera. "Se vive tranquilos, todos nos conocemos, el ambiente de convivencia es bueno", asegura. Luis Ester, concejal del Ayuntamiento, coincide en los criterios. "Cerca de Barbastro, en ruta hacia Alquézar, no pasamos desapercibidos. Además, con Mariano Lisa tenemos un buen alcalde y gestor. No somos del mismo partido, pero se trabaja muy a gusto con él, conoce a los vecinos y aprovecha las posibilidades que tienen los alcaldes de municipios pequeños".

En el itinerario urbano se constata que el nomenclátor callejero es similar a otras poblaciones con referencias Callizo. Santa Bárbara y San Pedro, entre otras, y se observan muchas casas con arcos dovelados, propios de la arquitectura tradicional del Somontano. Las calles son estrechas, en general, con sensación de intimidad por donde va la procesión de San Isidro, el 15 de mayo, acompañado por rondadores, músicos y vecinos que respetan esta tradición anual.

Se mantiene la bendición de términos a cargo del párroco Miguel Ángel Chicharro desde la zona próxima a la iglesia de la Asunción. La procesión a ritmo de jota y banda es acreedora de una película de Berlanga y el alcalde valora "el respeto a las tradiciones", que incluye el reparto de 25 kilos de judías que condimentó Lorenzo Sampietro (fallecido) durante muchos años. Tarea de la que se encargaron Joaquín Sanz y Antonio Sampietro el año pasado. El ciclo festivo, se completa con la Virgen de Agosto y se participa en la romería a Santa María de Dulcis.

En la plaza Mayor, el edificio que alberga al Ayuntamiento y el bar en planta baja para el centenar de vecinos que hay censados en Huerta de Vero. La propuesta se completa con el restaurante que forma parte de la Ruta del Vino. Las antiguas escuelas se adecuaron para reuniones sociales y comidas vecinales. La iniciativa privada descubrió Huerta de Vero como el lugar ideal para construir la bodega de vino ecológico, Villa D"Orta. Tal vez, en recuerdo del castillo de Horta (1099) que hubo en el tozal.

El alguacil Salvador Cereza sube a diario desde Pozán para realizar tareas propias del multi-oficio. "Aquí se hace de casi todo un poco, podar, recoger, limpiar... lo que sea necesario". La iglesia dedicada a la advocación de La Asunción es de estilo barroco (XVIII) y en las obras de restauración interior realizadas en el año 1998 se descubrió la traza de cabecera románica, de muy buena obra de sillería y los muros laterales sobre los que se asienta la actual. Desde lo alto del mirador de San Pedro, opciones de buena panorámica del pueblo en los accesos al Parque Cultural del Río Vero y entre los itinerarios de camino al Parque Natural de la Sierra y Cañones de Guara.

Etiquetas