Somontano

SOMONTANO - AGRICULTURA

Las recientes lluvias se reciben como “agua de mayo en mitad de julio”

Han beneficiado a los viñedos del Somontano y al tomate rosa

Barbastro celebra la XX edición del Festival del Vino del 1 al 4 de agosto
Barbastro celebra la XX edición del Festival del Vino del 1 al 4 de agosto
Á.H.

BARBASTRO.- La tormenta del domingo pasado con precipitaciones de 19,2 litros por metro cuadrado en Barbastro -tercer registro más alto en Aragón- se considera "agua de mayo a mitad de julio" por sus repercusiones importantes en los viñedos de la D.O. Somontano. Los beneficios son extensibles a la producción de Tomate Rosa de Barbastro en los inicios de la campaña. Además, la lluvia estival ha ido muy bien para el cultivo del Espárrago de Barbastro, según los técnicos consultados por este periódico, en espera de que haya alguna tormenta más.

Francisco Berroy, secretario del Consejo Regulador, comentó que "la cara de los agricultores ha cambiado para mejor después de la tormenta, porque vino en el momento necesario, muy limpia, con precipitaciones diferentes entre poblaciones, lo mínimo han sido 15 litros por metro cuadrado y en algunas superó los 20 litros. Suficiente para cambiar la cara a las viñas, de manera especial en secano porque son más agradecidas, acostumbradas a resistir con poca agua en épocas estivales como las actuales".

En su opinión, "el viñedo está espectacular" y, en cuanto a los efectos por variedades, "ha ido bien a todas y algunas ya están con el envero, una de las fases del ciclo de maduración de la uva que conlleva un cambio en el color, las variedades tintas se colorean con pigmentos rojos y azulados, mientras las variedades blancas se vuelven rubias o amarillas". Berroy explica que "para que la uva se haga gorda es bueno que llueva justo antes del envero. Las variedades tardías como cabernet y garnacha tienen más tiempo".

Las repercusiones en calidad y cantidad se notarán porque "el agua de julio para la viña es casi bendita. El tamaño de la baya -grano más o menos redondo y jugoso- fruta de la vid con dos olas de calor previstas hace estar a la expectativa con cierta incertidumbre. Tal vez, la multiplicación celular del grano ha ido más rápida y se queda más pequeño pero, en todo caso, para la calidad va genial". De manera que "harían falta más tormentas así". En cuanto a fechas de la vendimia, dijo que no se espera que el viñedo "esté adelantado en exceso, el ciclo de primavera ha venido muy bien y el fresco de junio fue bueno. Las fechas serán entre el 18 y el 22 de agosto".

Los beneficios de la tormenta han llegado también a la producción del Tomate Rosa, según informó Esteban Andrés, portavoz de la Asociación Hortelanos de Barbastro, quien auguró "una gran campaña en calidad y cantidad que estaría por encima de las previsiones iniciales de 2.300.000 kilos; todo vendido con antelación y lista de espera. Los primeros kilos están a la venta hace días pero con ciertas cantidades en volumen hacia final de julio. La calidad es excepcional y la terminación perfecta en uno de los mejores arranques de campaña, y el cuajado, espectacular en los cultivos protegidos en invernaderos".

Etiquetas