Somontano

SOMONTANO - PANDEMIA DE CORONAVIRUS

Lucía, que ya "resistió" a la gripe de 1918, ahora se queda en casa

Con 108 años de edad, la "tatarabuela del Somontano" participa en un vídeo

Lucía, que ya "resistió" a la gripe de 1918, ahora se queda en casa
Lucía, que ya "resistió" a la gripe de 1918, ahora se queda en casa
S.E.

BARBASTRO.- "Nosotras nos quedamos en casa", dicen Lucía Lacoma, la altoaragonesa más longeva con 108 años, y su hija Eugenia que tiene 83 años, y que entre la dos suman casi 200 años. La longevidad le permite a Lucía Lacoma ser también "la tatarabuela del Somontano" y una de las supervivientes de la "Spanish Pandemic" del año 1918, que causo más muertes en un solo año que en cuatro de la Primera Guerra Mundial, como recuerda el historiador oscense Bizén d" o Río en un trabajo reciente.

Lucía tenía siete años cuando pasó aquella epidemia de la gripe de la que no se acuerda, y ahora pregunta "¿por qué se llevan esas mascarillas?" cuando ve televisión y observa que sus nietos Antonio y Eugenia también las usan en visitas a casa. Esta semana, Lucía y Eugenia se arreglaron para salir en el vídeo que prepara la Asociación Cultural de Castillazuelo y preguntó "¿por qué nos cambiamos, dónde vamos?" sin más respuesta afectiva que "mamá, no pasa nada, es para una foto".

En casa no se habla de la pandemia y pasan la situación "con tranquilidad y emociones contenidas", según explica la nieta Eugenia. "Mi abuela se ha recuperado bien del último achaque, hace la vida cotidiana de dormir, sillón, televisión, cocina y siesta". A sus casi 109 años no se le puede pedir más a esta superviviente de la pandemia de 1918. "De aquello nunca habla ni nosotros tampoco le contamos lo que pasa con esta del coronavirus. Casi seguro que deben quedar pocos altoaragoneses que pasaron aquello", señala.

En la práctica, Lucía aguanta la crisis en casa, mientras ve cómo pasan el tiempo y los días que ya suman cerca de 40.000 desde que nació el lejano 27 de junio de 1911, en Azlor, aunque más de media vida la ha pasado en Castillazuelo. Es la única superviviente de cuatro hermanos, se casó con Plácido Barón y después de su muerte contrajo matrimonio con el cuñado, Antonio (fallecido). Tiene dos hijos (una fallecida), cuatro nietos, cinco bisnietos y una tataranieta.

De joven trabajó para la familia Lalanne (Torre del Americano), después lo hizo en tres casas de Castillazuelo antes de marchar a Sabadell, donde se ocupó en áreas de cocinera y regresó al pueblo para casarse. Toda una vida con avatares y recuerdos personales mientras se queda en casa con su hija.

Etiquetas