Somontano

SOMONTANO - PANDEMIA DE CORONAVIRUS

Paco Franco: "Las ventas han caído un 75 % y la producción, el 50 %"

La empresa Quesos de Radiquero, cuya actividad está muy ligada al turismo, afirma que el sector "está destrozado"

Paco Franco: "Las ventas han caído un 75 % y la producción, el 50 %"
Paco Franco: "Las ventas han caído un 75 % y la producción, el 50 %"
S.E.

BARBASTRO.- Quesos de Radiquero, ubicada en Adahuesca, y entre las más importantes del sector en la provincia altoaragonesa, ha pasado de "una situación fabulosa, propia de marcha triunfal, a una caída de ventas del 75 %, una reducción de la producción del 50 % y la aplicación de un ERTE al 40 % de la plantilla para sobrevivir", según informa Paco Franco, gerente de la empresa. A pesar de la situación, se planifican nuevos productos y la ampliación del canal de venta "online" en una apuesta de futuro, aunque reconoce que el sector "está destrozado".

"La trayectoria iba muy bien hasta la situación originada por la crisis de la pandemia, con déficit de leche y el proyecto de construcción de una explotación para 2.500 cabras, complementaria a los ganaderos que tenemos, actualmente en estado de shock, con mucha preocupación pero sin perder la esperanza y la ilusión", relata.

Los efectos negativos se notan en la producción, venta, consumo y puestos de trabajo. "En la práctica ha supuesto un torpedo en la línea de flotación, es decir, tocados y hundidos. Nuestra actividad, como muchas otras en la comarca , está basada en el turismo y, en nuestro caso además, en el turismo de todo el Pirineo. El turismo conlleva, para nosotros dos tipos de clientes, la restauración y el turista que adquiere el queso como producto gourmet para llevar y regalar a sus allegados. En pocas palabras, hemos sufrido una caída del 75 % en las ventas".

Respecto a la estrategia para afrontar la situación con criterios de futuro, según explica, "a muy corto plazo nuestro problema fue dar salida a todo el producto perecedero que estaba preparado para atender la Semana Santa. Tras unas ventas a pérdidas, hemos conseguido no desperdiciar nada de producto y para sobrevivir hemos tenido la suerte de reducir la producción al 50 % y aplicar un ERTE al 40% de la plantilla. Es decir, a cuatro personas de diez que trabajan en la quesería".

A pesar de la situación, "planificamos más variedades de productos dirigidos al consumidor y la ampliación del canal de venta con la incorporación del "online" sobre todo para los numerosos clientes que han visitado la quesería y recuerdan los excelentes productos del Somontano".

En este sentido, "apostamos por el futuro, sin duda. Es nuestra tierra y a pesar de esta guerra vírica con efectos devastadores tenemos un patrimonio natural incalculable y unas gentes difíciles de doblegar. Por tanto, no cabe la menor duda que nos costará pero saldremos adelante".

La situación ha tenido repercusiones entre los ganaderos de cabras que suministran la leche, "ha tenido afecciones, en general, no solo para los nuestros, también los de ovino de la comarca. Supone un drama porque tienen que alimentar sus cabañas y sin ingresos, ya que la restauración consumía una parte muy importante de sus corderos. En nuestro caso, uno de los ganaderos consiguió colocar la leche en quesería industrial, menos afectada. Por tanto, elaboramos con la leche de otro ganadero y seguimos vivos, de lo contrario habría sido imposible continuar y nos hubiera acarreado al cierre. Es decir, el sacrificio de toda la cabaña y el fin" Se refiere, por último, a los perjuicios del sector: "No es que esté perjudicado, simplemente está destrozado. Es evidente que estamos bajo el paraguas del turismo, posiblemente el más afectado por esa crisis, y tenemos un enemigo que está ayudando a no resolver absolutamente nada, me refiero a este Gobierno, ilustre en la mentira, en la incompetencia, en la inoperancia y sin ninguna aportación real que nos ayude en estos momentos tan difíciles. En mi opinión, a problemas reales, soluciones reales. Así de fácil".

Etiquetas