Somontano

SOMONTANO - DESESCALADA

La Colegiata y las pasarelas de Alquézar abren al público este viernes

Adelantan su apertura, prevista para el lunes próximo, al conseguir todas las autorizaciones

La Colegiata y las pasarelas de Alquézar abren al público este viernes
La Colegiata y las pasarelas de Alquézar abren al público este viernes
Á.H.

BARBASTRO.- La colegiata de Santa María y la Ruta de Pasarelas en el barranco del río Vero, ambas en Alquézar, abrirán este viernes al público con antelación a la fecha prevista del lunes. La apertura de ambas reactivará la economía local y los efectos se notarán, de forma progresiva, porque son referencias turísticas muy atractivas con más de 200.000 personas entre las dos, según registros de 2019.

El alcalde Mariano Altemir ha conseguido las autorizaciones necesarias. "Todo está en regla conforme al protocolo sanitario y las medidas exigibles", según informó. La ruta está cerrada desde al 13 de marzo y se abrirá a las 10 horas, en principio con dos puestos de trabajo de seis habituales en temporada. En el itinerario se han realizado tareas de limpieza y mantenimiento acordes con la nueva normativa.

El anticipo de apertura se enmarca entre las acciones para "incentivar el interés por visitar Alquézar y porque el fin de semana es propicio para este objetivo. Es fundamental animar a los empresarios de diferentes sectores y es una de las mejores acciones de la campaña titulada "Alquézar te cuida". Hasta el cierre por la pandemia pasaron 7.374 personas desde enero al 13 de marzo pero las cifras de 140.000 visitantes en el año 2019 serán imposibles".

En cuanto a la colegiata de Santa María, la apertura será este viernes de 11 a 14 horas y de 16 a 19 horas, según informó el párroco José María Cabrero, que tiene las llaves "a punto" porque ha subido muchas veces durante la cuarentena "para rezar al Cristo de Lecina". Las visitas guiadas se limitarán al interior de la iglesia entre doce bancos como máximo sin entrar en la sacristía y por grupos de 12 personas en el claustro y en la parte superior. La iglesia de San Miguel solo se abrirá para culto los domingos a las 13 horas y se cerró la capilla Virgen de las Nieves, en el núcleo urbano.

Por otra parte, el párroco Cabrero ha reanudado su labor pastoral en la amplia demarcación de 30 pueblos entre las comarcas de Somontano y Sobrarbe. "Tenía muchas ganas porque la vuelta a la actividad refleja que regresamos a la normalidad poco a poco. De momento, siete misas entre el fin de semana, sin romerías, entre ellas en Santa María de la Nuez, donde hubo vecinos de seis familias cuando lo normal es que asistan de doce pueblos en romería anual".

El santuario de Santa María de Dulcis, en la localidad de Buera, seguirá cerrado y la primera misa sin romería será a comienzos de agosto con asistencia habitual de vecinos que residen fuera de la provincia.

Etiquetas