Somontano

SOMONTANO - PATRIMONIO

El obispado de Barbastro-Monzón solicita seguir custodiando la talla románica 'Santa Ana con la Virgen Niña'

La Guardia Civil la recuperó en diciembre de 2019 tras la denuncia interpuesta por el Obispado

El obispado de Barbastro-Monzón solicita seguir custodiando la talla románica 'Santa Ana con la Virgen Niña'
El obispado de Barbastro-Monzón solicita seguir custodiando la talla románica 'Santa Ana con la Virgen Niña'
Á.H.

BARBASTRO.- El Obispado de Barbastro-Monzón ha solicitado al titular del Juzgado número 1 de Barbastro la continuidad del depósito judicial de la talla románica del siglo XIV que representa a Santa Ana con la Virgen Niña, procedente de la iglesia de Ribera, perteneciente al municipio ribagorzano de Montanuy. La Guardia Civil la recuperó en diciembre de 2019 tras la denuncia interpuesta por el Obispado en 2017.

A partir de entonces se puso en marcha la "Operación Frescales" que duró dos años hasta que se depositó en el Museo Diocesano, el 20 de diciembre de 2019. En tareas colaboraron el Departamento de Cultura del Gobierno de Aragón y el Museo Provincial de Huesca. La talla se conserva con "cuidados extremos" sin restauración porque es inviable mientras siga en depósito judicial según informan las fuentes consultadas. La pieza es de tamaño mediano, realizada en madera policromada aunque no conserva toda, de calidad buena a pesar del deterioro sufrido.

La decisión del juez de archivar la causa penal por desaparición obliga a devolver la talla -por aplicación de la Ley- al poseedor anterior al inicio de las diligencias. El Obispado y el Gobierno de Aragón tienen interés en que siga en el Museo mientras se plantean acciones por vía civil, sin descartar negociaciones, según informaron Ángel Noguero, delegado de Patrimonio y María Puértolas, subdirectora del Museo.

"Nosotros no vamos a recuperar una pieza concreta sino a salvar todo el arte posible de la Diócesis. Esa imagen no se hizo para contemplarla como pieza artística sino como muestra de una idea y devoción a Santa Ana. Por tanto, no es para que uno la guarde en casa y la tenga escondida sino para que se vea, la gente de finales del siglo XIII tenía devoción a Santa Ana. Es una obra de culto" indicó Noguero.

En la misma línea señaló que "seguirá en el Museo mientras no vengan a retirarla. Las autoridades judiciales tomarán la decisión que crean más conveniente pero nuestro objetivo y misión principal es conservarla en las mejores condiciones. La talla tiene doble función, cultural y cultual, nuestra obligación es respetarla" según explicó María Puértolas.

"En cuanto comprobamos que no estaba en su sitio informamos a las autoridades competentes y ahora que el proceso judicial está en marcha nuestro único objetivo es luchar por que la talla se conserve en las mejores condiciones. Nos preocupa su delicado estado de conservación pero no se puede restaurar mientras siga en depósito judicial, se conserva en las mejores condiciones de temperatura. La pieza es del patrimonio diocesano, su policromía está bastante dañada y muy delicada".

Noguero y Puértolas reiteraron que "el proceso está en marcha, aún no hay decisiones, seguirá su curso y no sabemos nada más. La vía civil no se descarta. De momento, toca esperar la decisión judicial y se luchará por la conservación de la talla, se encuentra en situación estable de condiciones de temperatura y humedad, el deterioro está paralizado pero sería muy aconsejable una intervención que, por ahora, no podemos hacer. El cambio de condiciones podría ser perjudicial".

TALLA CUSTODIADA POR UNA FAMILIA

La investigación se inició en 2017 cuando responsables del Museo Diocesano se desplazaron hasta la localidad ribagorzana para catalogar e inventariar la talla románica que durante años se custodió en el domicilio de una familia, donde la fotografiaron Manuel Iglesias y Enrique Calvera (fallecidos). A partir de la denuncia que presentó el Obispado, se abrieron líneas de investigación que contaron con vecinos del valle de Baliera que conocían la talla aunque no la habían visto hace años.

Las investigaciones llevaron hasta un anticuario de la provincia que había fallecido en el año 2015. La Unidad Orgánica de la Guardia Civil pidió autorización en el Juzgado de Instrucción número 1 de Barbastro con los herederos del anticuario. La talla románica se localizó con dos más similares que procederían de retablos de alguna iglesia o ermita del Pirineo, cuyos orígenes se investigan según informa la Dirección General de la Guardia Civil a través de la Comandancia de Huesca.

Etiquetas