Somontano

SOMONTANO - INFRAESTRUCTURAS

El Parque del Recuerdo y la Memoria de Barbastro, pendiente de ratificación en pleno

El proyecto se desarrollará en espacio próximo al complejo de San Julián y Santa Lucía, donde estuvo el antiguo Hospital

El Parque del Recuerdo y la Memoria de Barbastro, pendiente de ratificación en pleno
El Parque del Recuerdo y la Memoria de Barbastro, pendiente de ratificación en pleno
Á.H.

BARBASTRO.- El Parque del Recuerdo y la Memoria estará en el Área 16 del Plan General Urbano en el espacio entre Avenida de la Merced, calle Beato Florentino Asensio y carretera N-240, con vial de acceso cerca del cementerio que construyó el Ayuntamiento en el año 1807 para su cesión al Cabildo de la Catedral. En este espacio se localizaron enterramientos datados entre siglos XVI al XVIII que podrían ser de personas fallecidas en el Hospital de San Julián y Santa Lucía que fue Casa de Beneficencia.

El proyecto técnico aprobado por la Comisión Informativa de Urbanismo y Medio Ambiente que preside el concejal Lorenzo Borruel está pendiente de ratificación en Pleno y supone un impulso para el que se inició hace diez años por la Corporación Municipal anterior.

Se contempla la ordenación del terreno en seis plataformas escalonadas o fajas que se adaptan a la pendiente de la calle dedicada al obispo Florentino Asensio (marzo-agosto 1936), beatificado por el Papa Juan Pablo II el 4 de mayo de 1997. En proyecto incluye la distribución de diferentes especies vegetales entre una gran zona verde con espacios de sombra, jardines, paso peatonal, juegos infantiles y previsión de parque de patinaje.

El proyecto se desarrollará en espacio próximo al complejo de San Julián y Santa Lucía, donde estuvo el antiguo Hospital, cuya referencia es del año 1550 como "casa-hospital para atender a pobres y enfermos" además de peregrinos y militares. En las catas arqueológicas realizadas en noviembre de 2015 por iniciativa del Ayuntamiento se localizó una necrópolis con doce enterramientos datados entre siglos XVI al XVIII según el arqueólogo Nacho Lafragüeta.

En líneas generales, responden al orden organizado del espacio, no están de forma aleatoria sino con alineación determinada, no sueltos y en cotas similares, según la información de Lafragüeta, quien descartó que fueran enterramientos de la guerra civil. Se descarta que guarden relación con el cementerio, están orientados al antiguo Hospital y se distribuyen en sistema de trincheras.

Los restos son de personas que no superaron los 50 años, siguen en el mismo lugar pero "localizados" y protegidos por plásticos. El historiador Juan José Nieto señaló, entonces, que podrían ser "gente de paso, con pocos recursos y peregrinos que fallecieron en el Hospital a quienes se enterraba allí". A cargo de la "bolsa de piedad" que pagaba "enterramientos dignos, limitados a mortaja y oración".

Las referencias el antiguo Hospital o "Casa de beneficencia" se citan en la Historia de Barbastro, escrita por López Novoa (1861), con menciones a la Cofradía de San Julián y a las Hijas de la Caridad; Luis Alfonso Arcarazo y Pilar Lorén dedican un capítulo al Hospital Militar en el libro "Barbastro y su partido durante la Guerra de la Independencia, 1808-1814" publicado por el Centro de Estudios Somontano en 1994.

Etiquetas