Somontano

SOMONTANO - BIENES

El obispado de Lérida dice que no quiere causar "dolor" al recurrir la entrega del arte a las parroquias aragonesas

Responde a la diócesis oscense que pidió que "recapacite" y no ahonde "en la humillación y ultraje"

El obispado de Lérida dice que no quiere causar "dolor" al recurrir la entrega del arte a las parroquias aragonesas
El obispado de Lérida dice que no quiere causar "dolor" al recurrir la entrega del arte a las parroquias aragonesas
D.A.

LÉRIDA.- El obispado de Lleida ha defendido su derecho a recurrir la sentencia de un juzgado de Barbastro que ordenó la entrega de 111 piezas del Museu de Lleida a las parroquias aragonesas de las que son originarias, ha asegurado que en los desencuentros hay "sufrimiento" por ambas partes, y ha agregado que la diócesis "no pretende causar más dolor a nadie, sólo presentar sus argumentos y defender, según su criterio, las propias razones".

El obispado ha hecho estas afirmaciones este jueves en un comunicado en el que responde al que este miércoles emitió la diócesis de Barbastro-Monzón mostrando su confianza en que la leridana "recapacite y no ahonde en la humillación y ultraje".

"La justicia ha hablado en primera instancia, pero, como todo el mundo sabe, puede hablar de nuevo en otras instancias", ha remarcado el obispado de Lleida en su comunicado.

La diócesis leridana agrega que "no resulta extraño que quien es acusado ante un tribunal, como lo ha sido el obispado de Lleida, quiera y pueda acogerse a lo que la ley tiene previsto".

"NADIE ES VERDUGO DE NADIE"

"Nadie es verdugo de nadie, menos en nuestro caso de diócesis vecinas que comparten personas y finalidades comunes", ha recalcado el obispado catalán que ha recordado que el litigio tiene dos partes, la eclesiástica y la civil.

La parte eclesiástica se cerró con indicaciones expresas a la diócesis de Lleida por parte de las autoridades y tribunales de la Iglesia para que las piezas en cuestión fueran retornadas a sus parroquias de origen, hecho aceptado explícitamente por los tres últimos obispos y, "por supuesto, por el actual", según el obispado.

"La segunda parte es la que se está desarrollando en los tribunales civiles ante los que la diócesis de Barbastro-Monzón ha denunciado al obispado de Lleida", ha argumentado el obispado, que ha precisado que esta fase desde el punto de vista legal, no ha terminado su recorrido.

Etiquetas