Somontano

SOMONTANO - OBITUARIO

El funeral por Alfonso Milián se celebrará este sábado en la catedral de Barbastro

Recibirá cristiana sepultura en la capilla de los Mártires, como pidió por su condición de emérito

El funeral por Alfonso Milián se celebrará este sábado en la catedral de Barbastro
El funeral por Alfonso Milián se celebrará este sábado en la catedral de Barbastro
Á.H.

BARBASTRO.- El cardenal arzobispo de Barcelona, Juan José Omella, presidente de la Conferencia Episcopal Española, presidirá la misa funeral por Alfonso Milián, obispo emérito de Barbastro-Monzón (2004-2014), que falleció este jueves en el Hospital Miguel Servet (Zaragoza) aquejado del coronavirus.

Omella y Milián eran excelentes amigos por la proximidad de ambos pueblos y tuvieron vidas paralelas desde que fueron seminaristas. Milián sustituyó a Omella como obispo de Barbastro-Monzón que ha sido su única sede titular. El sepelio será a este sábado a las 11 horas en la catedral con acceso limitado a 70 personas. Nueve obispos han confirmado su asistencia.

Los restos del prelado recibirán cristiana sepultura en la capilla de los Mártires, donde están los del obispo Florentino Asensio (1936), sacerdotes y religiosos que fueron víctimas de la guerra civil. En su momento, así lo pidió por su condición de emérito, a quien enterrarán en una de las dos sepulturas construidas hace unos años. En la catedral se enterró, también, al obispo emérito Ambrosio Echebarría (1974-1999) que falleció el 6 de diciembre de 2010, cuyo funeral presidió Alfonso Milián. En la catedral hay enterrados 17 obispos desde 1585 hasta 2020.

En la historia diocesana es el obispo número 50 y el tercero en la reciente de Barbastro-Monzón tras sus antecesores Ambrosio Echebarría y Juan José Omella (1999-2004). Su sucesor Ángel Pérez ha destacado "el fecundo ministerio pastoral de Alfonso Milián" a quien conoció de seminarista en Ejea y recordó su "estilo pastoral que han sido referente y modelo como sacerdote y obispo".

En especial resaltó "la bondad natural, propia de gran creyente, celoso sacerdote y buen pastor identificado con la única diócesis, misionera y martirial, de la que ha sido titular y emérito". En la misma línea los rasgos de "sencillez y humildad que acreditó con los diocesanos. Siempre estaba cuando le buscabas y le necesitabas con la transparencia propia de un buen pastor en la Diócesis a la que ha dedicado lo mejor de su vida durante diez años. Pastor rural, cura de pueblo que llegó a todos los feligreses"

En su etapa diocesana ordenó a tres sacerdotes entre los años 2008-2012 y una virgen consagrada, en 2013. Se aprobaron los nuevos estatutos de Cáritas Diocesana Barbastro-Monzón, gestionó la llegada de los monjes del Instituto del Verbo Encarnado al monasterio de El Pueyo, el 30 de octubre de 2009. La inauguración y apertura del Museo Diocesano de Barbastro-Monzón y oficinas de la curia, el 15 de diciembre de 2010; en octubre de 2013 asistió a la beatificación de los Mártires Benedictinos de El Pueyo cuyo proceso inició el obispo Ambrosio Echebarría; en aquella ceremonia beatificaron, también a los curetas de Monzón, José Nadal y José Jordán, cuyos restos reposan en la catedral de Monzón.

Milián tuvo una relación de mucha fluidez con las cofradías penitenciales de Barbastro de la que salieron iniciativas como la primera procesión del Encuentro Glorioso, en domingo de Pascual recuperada desde 1918. Además apoyó, en Ciudad Real, la candidatura para organizar el XXIII Encuentro Nacional de Cofradías que se celebró en Barbastro en 2010 y un año más tarde fue Pregonero de la Semana Santa.

PROTAGONISMO EN EL LITIGIO POR LOS BIENES

En la historias del litigio trabajó mucho por el reconocimiento de la propiedad de las parroquias y tras el Decreto Definitivo de la Signatura Apostólica de 28 de abril de 2007 firmó dos acuerdos con los obispos Xavier Salinas y Joan Piris para la devolución del patrimonio pero nunca se cumplieron. En este sentido fue el obispo que más insistió para recuperar los bienes durante diez años, en especial con el prelado Ciuraneta (1998-2007) que falleció el pasado 11 de noviembre, con quien tuvo serias discrepancias a pesar del talante conciliador de Milián. En la historia del litigio ha sido el cuarto prelado que fallece con Ramón Malla, Francesc Xavier Ciuraneta, ambos de Lérida y Ambrosio Echebarría en Barbastro-Monzón.

Etiquetas