Somontano

SOMONTANO - BIENES

El Museo de Lérida entrega cinco obras más al de Barbastro-Monzón

Se incluyen, entre otras piezas, los 26 fragmentos del retablo de la Madre de Dios

El Museo de Lérida entrega cinco obras más al de Barbastro-Monzón
El Museo de Lérida entrega cinco obras más al de Barbastro-Monzón
Á. H.

LÉRIDA.- El Consorcio del Museo de Lérida ha entregado este lunes cinco piezas, en treinta paquetes, que completan el lote de 28 obras sobre las que el Obispado de Lérida se allanó en el trámite de contestación a la demanda civil presentada por el Obispado de Barbastro-Monzón. La primera entrega de 23 piezas menores se realizó hace una semana en el Museo Diocesano y la segunda ha coincidido con la fecha de consagración del obispo Ángel, hace seis años.

HAZ CLIC AQUÍ PARA VER MÁS IMÁGENES DE LA LLEGADA DE LAS OBRAS

En la relación facilitada por el Consorcio figuran 26 fragmentos del retablo dedicado a la Madre de Dios, procedente de Cirés (Bonansa) de la primera mitad del siglo XVII; un retablo de la vida de la Madre de Dios, formado por tres tablas de pintura sobre madera procedente de Montanuy de principios del siglo XVI; sagrario de madera dorada, del siglo XVIII, procedente de Gabarret; dos fragmentos de artesonado gótico con restos de policromía de los siglos XIV y XV procedentes de Ballobar; talla de un Santo Obispo, madera de pino, siglos XVI-XVII procedente de Centenera (Erdau).

La entrega se ha realizado, a las seis y cuarto de la tarde, en el Museo Diocesano con presencia del director Ángel Noguero, restauradoras, personal y notario para levantar acta en protocolo similar al de hace una semana. A causa del estado de conservación de las obras el transporte se ha realizado por la empresa madrileña SIT Expedición Arte y Seguridad, adjudicataria de la licitación del Consorcio y del Obispado de Lérida para el traslado, manipulación y embalaje de las 83 obras restantes, entre ellas las más importantes que siguen expuestas.

De la segunda entrega se informó en el Juzgado y al igual que hace una semana se conoció por medio de un comunicado de prensa y por la llamada del abogado Jordi Vives, que defiende al Consorcio. El Museo Diocesano cierra los lunes por lo que el director y personal se incorporaron "sobre la marcha". Se ha realizado sin asistencia del obispo ni autoridades con bastante sobriedad y sin tanta expectación mediática como hace una semana.

Las cajas con las obras se han lacrado en espera de su apertura cuando las restauradoras lo consideren oportuno y según informó Ángel Noguero, "es un pasito más en espera de que algún día tengamos la colección completa, pensaba que no las vería en Barbastro pero soy más optimista".

En cuanto a las obras recibidas, "nos han advertido que los 26 fragmentos del retablo de Cirés están en muy malas condiciones de conservación y tenemos que andar con mucho cuidado para evitar problemas. Ninguna se expuso en el Museo, estaban en almacenes. El retablo de Montanuy se encuentra en mejores condiciones y es de mejor calidad. En ambos habrá que dedicar mucho tiempo y recursos para la restauración por cuenta del Museo Diocesano. De las demás no disponemos de muchos datos". En cuanto a la entrega de las restantes, "¡ojalá supiéramos algo concreto! no conocemos el plan ni el calendario previsto por el Consorcio"

Joaquín Guerrero, abogado del Obispado, ha manifestado que "se aceptan y reciben las piezas restantes y después se tomarán decisiones, si procede, porque con la entrega parcial no se cumple lo que obliga el Juzgado en la ejecución provisional de la sentencia. Además, no se conoce el plan de entrega de las 83 obras sobre las que ya presentamos alegaciones. Nadie sabe cuándo entregarán las restantes, hemos pedido sanciones económicas aunque es posible que les preocupe la posibilidad de incurrir en presuntas responsabilidades penales", ha indicado tras conocer la segunda entrega.

OBRAS PROCEDENTES DE MONTANUY Y BALLOBAR

Los tres fragmentos del retablo de la Virgen procedente de Montanuy son pintura sobre tabla de 200 x 67 cm, 102 x 81 (Crucifixión), y 200 x 67 cm. datados en la primera mitad del siglo XVI. El tema de la tabla es Asunción de la Virgen entre ángeles músicos y los apóstoles, observantes. Se completa con Pentecostés, Adoración de los Reyes y Crucifixión. El autor fue un maestro menor de los que proliferaron en el siglo XVI y careció de la maestría de los artistas destacados, según explica Antonio Naval en Patrimonio Emigrado (Peasa, 1999). Estaban en deficiente estado de conservación. La Crucifixión estuvo expuesta en Pont de Suert en 1994 con ocasión de la muestra Christus

Los fragmentos procedentes de Ballobar son dos tablas de un artesonado de medidas 28 x 145 y 27 x 200 cm donde se conserva su policromía en color rojo y negro con rasgos que parecen letras. No tienen más valor que la procedencia de una artesonado mudéjar, según constata Enrique Calvera (fallecido) con la observación de que "se encuentran en mal estado de conservación" aunque la ficha técnica es del año 2009.

Etiquetas