Somontano

DEVOLUCIÓN DE LOS BIENES

La iglesia de Buira lucirá una réplica del frontal de San Hilario

La pieza original tiene un espacio asignado ante el pantocrátor de Villamana en el Museo Diocesano

Frontal de San Hilario de Buira.
Frontal de San Hilario de Buira.
S.E.

Los vecinos del núcleo ribagorzano de Buira, perteneciente al municipio de Bonansa, tendrán en la iglesia una reproducción fotográfica del frontal de San Hilario, cuya pieza original de los siglos XII-XIII tiene espacio asignado ante el pantocrátor de Villamana en el Museo Diocesano de Barbastro-Monzón. Se le conoce por “Frontal de Bonansa” procedente de la ermita de la Virgen de la Mola que se llevó a la iglesia de Buira de donde lo sacó Joan Fusté, en 1902, para llevárselo al Museo Diocesano de Lérida, y años después al Museo de Lérida Diocesano y Comarcal, donde se ha expuesto desde noviembre del año 2007.

De la localidad de Buira procede, también, la arqueta (del siglo XIV) que se la llevaron a Lérida en 1903. Las dos piezas son Bienes de Interés Cultural (BIC) y están entre las más importantes de la colección devuelta al Obispado de Barbastro-Monzón.

A la recepción de la cuarta entrega asistió el expresidente del Gobierno de Aragón y buen conocedor de las dos obras Marcelino Iglesias, quien manifestó que “desde que salieron las primeras sentencias favorables de la Signatura Apostólica tuve la sensación de que el proceso estaba terminado porque, normalmente, los eclesiásticos hacen caso a la Santa Sede y después pensamos que se eternizaría”.

Emoción y nostalgia

Un operario traslada al interior del Museo de Barbastro-Monzón una de las piezas llegadas ayer.
Un operario traslada al interior del Museo de Barbastro-Monzón una de las piezas llegadas este miércoles.
Ángel Huguet

Al final -dijo- “se ha resuelto por la vía civil, creo que el juez y la sustituta han sido valientes porque gracias a la sentencia y su ejecución provisional hoy celebramos que la colección está en el Museo Diocesano”.

En este sentido, apuntó que “hoy (por el miércoles) es un día muy emotivo y cargado de nostalgia por Manuel Iglesias y Enrique Calvera”. “Recuerdo que acompañaba a mi tío por esos pueblos con un Seat 600 viejo para ver antiguas iglesias y ermitas, a veces en muy mal estado, en los años setenta. El patrimonio ha dado un paso muy importante desde que pasaron las transferencias a Aragón. Quedan cosas por hacer pero una gran parte del patrimonio está muy bien conservado”.

Iglesias recordó a quienes “hace 50 años trabajaron por hacer una colección para evitar posibles pérdidas en pueblos del Pirineo, a veces en situación de abandono. Del primer Museo en los altos de la Sacristía de la Catedral y dependencias capitulares, por iniciativa de Santos Lalueza, se pasó toda la colección, restaurada, al actual Museo Diocesano inaugurado hace diez años. Creo que fue un paso fundamental para hacer valer nuestras razones en este litigio. Sin el Museo, esto hubiera sido imposible”.

Por otra parte, agregó, “dos de las grandes obras devueltas son de mi pueblo, el frontal de San Hilario y la arqueta de Buira. Ya están aquí todas las piezas y ahora creo que Barbastro debe ser generoso, el pleito ha terminado bien y tenemos que cerrar heridas. Estos años ha habido muchas incomprensiones y declaraciones que se entendían pero, una vez resuelto el asunto, todos debemos plantearnos un tiempo de reconciliación”.

Etiquetas