Somontano

DEVOLUCIÓN DE LOS BIENES

Lambán celebra que Huesca también se plantee la vía civil

El Obispado tiene previsto iniciar los contactos con DGA y consistorios

Javier Lambán
Javier Lambán
Efe

El presidente del Gobierno de Aragón, Javier Lambán, elogió este miércoles la “valentía” del obispo de Barbastro-Monzón, Ángel Pérez, en su reclamación a Cataluña de los bienes artísticos de las parroquias de su diócesis y afirmó que “ahora parece que el de Huesca quiere ser valiente: Bienvenida sea la valentía del obispo de Huesca”, Julián Ruiz, informó la agencia Europa Press.

“Nos están dando la razón” los jueces, declaró Lambán en rueda de prensa, manifestando que “siempre peleamos por que brillara el Estado de Derecho y ahora, si todo va por donde tiene que ir”, a corto plazo podría darse el regreso de las pinturas murales del Monasterio de Sijena, también sometido a procesos judiciales. Añadió que “con paciencia y perseverancia” Aragón está consiguiendo sus objetivos en esta materia.

Precisamente, el Obispado de Huesca tiene previsto mantener la próxima semana una reunión interna para empezar a diseñar una reclamación a la Diócesis de Lérida para que devuelva las tres piezas que son de parroquias altoaragonesas pero que permanecen en tierras leridanas. Se trata del Frontal del Salvador de Berbegal, las tablas de San Pedro y San Pablo de Peralta de Alcofea, y la portada románica de la iglesia de El Tormillo (en el municipio de Peralta de Alcofea).

La exitosa resolución del litigio para la devolución de los 111 bienes de parroquias altoaragonesas de la Diócesis de Barbastro-Monzón, que desde este miércoles están, por fin, en Barbastro, ha animado a la Diócesis de Huesca a plantearse la reclamación por la vía civil, según confirmó este miércoles a este periódico su delegado de Patrimonio, José María Nasarre. “La idea que llevamos es tener en breve una reunión a nivel de responsables de estos temas en la Diócesis” para después “establecer una comunicación” con el Gobierno de Aragón y con los alcaldes de los tres municipios afectados.

“Es un tema de suficiente importancia y complejidad, que requiere aunar esfuerzos, crear una metodología conjunta y, por tanto, dar pasos en los que todos estemos de acuerdo para llegar a la meta definitiva como gozosamente ha llegado hoy (por este miércoles) Barbastro-Monzón”, señaló José María Nasarre, quien aunque dijo que no podía “concretar la metodología”, el Obispado no duda en llegar a la vía civil, aunque sea un tema diocesano.

En este sentido, recordó que la Diócesis de Huesca ha reclamado por escrito en tres ocasiones la devolución de los bienes al Obispado de Lérida. En marzo de 1997, el obispo Javier Osés hizo una reclamación, que recibió una contestación de Ramón Malla que Nasarre calificó de “deleznable”.

La segunda carta fue remitida por el prelado Jesús Sanz en 2010, a la que respondió el obispo Joan Piris diciendo que no podía contestar a su petición y remitiéndole a la Consejería de Cultura de la Generalitat. La tercera carta fue enviada en 2019 por Julián Sanz, que recibió una respuesta “más comedida pero sin ningún tipo de compromiso”, aseguro Nasarre.

Etiquetas