Somontano

BIENES

Satisfacción por la decisión del Obispado de Huesca

Los alcaldes de Berbegal y Peralta apoyan la reclamación de sus bienes

La iglesia de Santa María en El Tormillo está clausura atendiendo al informe del arquitecto municipal
Iglesia de Santa María en El Tormillo.
C. SOMONTANO

Los alcaldes de las localidades afectadas han recibido con satisfacción el anuncio de la reunión interna prevista, en días próximos, para diseñar la estrategia del Obispado de Huesca para reclamar al de Lérida la devolución del patrimonio de las parroquias de Berbegal (frontal El Salvador), Peralta de Alcofea (dos tablas góticas) y El Tormillo (portada románica de la iglesia).

Sergio Gambau, alcalde del municipio de Peralta de Alcofea al que pertenece El Tormillo, señaló que “por conversaciones recientes con el vicario y con el delegado de Patrimonio conocemos la buena disposición para reclamar las obras porque son los propietarios y desde los ayuntamientos solo podemos hacer una cosa, apoyo total al Obispado. Si se deciden por la demanda civil me parecerá un acierto y, en estos momentos, es un paso importante”. “No creo que pasen 25 años porque el proceso canónico llevó mucho tiempo en el Obispado de Barbastro-Monzón mientras que la vía civil fue más rápida y con resultados prácticos. En este sentido, ya hay un precedente y si el Gobierno de Aragón colabora, su abogado tiene experiencia por los litigios de Sijena y de Barbastro-Monzón”. 

Por otra parte, Joaquín Guerrero, abogado de Barbastro-Monzón, también defiende al Obispado de Huesca en el litigio por la propiedad de la ermita de Casbas y con antelación lo hizo por la iglesia de El Tormillo.

En cuanto a la posibilidad de que las dos tablas góticas se depositaran en la iglesia de Peralta de Alcofea, el alcalde entiende que “el Obispado es quien decide estas cosas, pero las obras de arte requieren medidas de seguridad, mantenimiento y aclimatación. En la capilla lateral podría acondicionarse una urna en condiciones, pero la decisión queda a expensas del propietario, que dispone del Museo Diocesano”.

La disposición de José Carlos Boned, alcalde de Berbegal, es la misma en apoyo al Obispado. “Nos gustaría participar en alguna reunión de trabajo porque ya hemos cambiado impresiones de manera informal. Los vecinos preguntan por el frontal ahora que han visto cómo en Barbastro-Monzón se han recuperado los de Treserra y Buira, entre las 111 obras devueltas por el Obispado de Lérida”.

Al mismo tiempo es consciente de que “si lo devuelven, el frontal tiene que estar en el Museo Diocesano porque la iglesia del pueblo no tiene las condiciones necesarias exigibles para una joya como ésta. Además, es propiedad del Obispado y, por tanto, quien decidirá. En cambio, desde el Ayuntamiento se estudiaría la posibilidad de una réplica al mismo tamaño y se buscarían recursos”. Boned tiene claro que “es el momento oportuno y seguro que el Gobierno de Aragón apoya”.

El frontal de El Salvador es una pieza excepcional que salió de la iglesia de Berbegal en 1904.

Etiquetas