Somontano

LA ENTREVISTA

José Ángel Mauri: “Un 70% de los pacientes están libres de crisis pero no curan la enfermedad”

Este neurólogo barbastrense ha recibido el Premio SEN Epilepsia recientemente por su labor 

José Ángel Mauri.
José Ángel Mauri.
S.E.

Unos 700.000 españoles tienen epilepsia, según el estudio pionero ‘Epiberia’ realizado por el neurólogo barbastrense José Ángel Mauri Llerda, cuya labor científica y dedicación para investigar sobre esta enfermedad han sido reconocidas, hace pocos días, por la Sociedad Española de Neurología con el Premio SEN Epilepsia. En Zaragoza realiza su labor en el Hospital Clínico Universitario Lorenzo Blesa y es también profesor asociado de Neurología en la Universidad pública aragonesa, ha realizado numerosos ensayos clínicos, es editor de libros sobre epilepsia, autor o coautor de más de 100 trabajos en publicaciones y miembro de varias sociedades profesionales.

José Ángel Mauri se ha dedicado a la investigación de la epilepsia desde que terminó su formación en la especialidad de Neurología en 1988. Su estudio pionero arroja cifras concretas: “Se demostró que el número de epilépticos era mucho más elevado de lo que, inicialmente, se esperaba, alrededor de 700.000 españoles tienen epilepsia. Lejos del dato estimado hasta el momento, extrapolado de estudios de otros países de Europa, ‘Epiberia’ evidencia que hay 704.533 casos con prevalencia de 18 por cada 1.000 habitantes según datos preliminares. En concreto, 273.099 presentan enfermedad activa en la actualidad, siete por cada mil”.

La epilepsia es una enfermedad “conocida en parte, todos la relacionamos con las crisis de tipo convulsivo, generalizadas tónico-clónicas (antes llamadas crisis de gran mal) pero se desconoce que la mayoría de crisis epilépticas tienen otro tipo de sintomatología”. En cuanto a los síntomas, “pueden ser con pérdida de conciencia y movimientos convulsivos generalizados con fase tónica y clónica, sacudidas musculares en extremidades superiores (llamadas mioclonías) y desconexión del medio de breve duración (denominadas, ausencias)”.

Añade que “según la zona cerebral donde se producen, con alucinaciones visuales, auditivas, olfatorias, manifestaciones psíquicas variables o trastornos de la esfera vegetativa. Cualquier síntoma que se presente en forma de una crisis autolimitada puede ser epiléptico”. En este aspecto destaca que “en los últimos 10-15 años, los avances han sido espectaculares tanto en técnicas diagnósticas como en tratamientos. Además, ha habido gran progreso en cirugía de la epilepsia que conlleva la curación en muchos pacientes intervenidos”.

Respecto a la curación de la epilepsia, “por desgracia, los fármacos consiguen la remisión de la enfermedad durante años de tal manera que un 70% de los pacientes están libres de crisis pero no curan la enfermedad. El único tratamiento curativo para un número de pacientes es la cirugía de la epilepsia”.

Por último se refiere a la epilepsia vascular, tema de contenido de su libro: “Es la presentación de crisis en pacientes que han tenido como causa una enfermedad vascular cerebral en cualquiera de sus tipos (ictus isquémico, hemorragia subaracnoidea, infartos venosos). Hoy es la causa más frecuente de epilepsia y aparece, sobre todo, en mayores de 65 años. Tiene una serie de peculiaridades en diagnóstico y en tratamiento”.

Etiquetas