Somontano

SANIDAD

El Justicia admite a trámite la queja por el Centro de Salud de Barbastro

Su lugarteniente constata en Barbastro que el edificio está “desbordado”

El lugarteniente del Justicia se reunió con profesionales del Centro de Salud y miembros de la plataforma.
El lugarteniente del Justicia se reunió con profesionales del Centro de Salud y miembros de la plataforma.
Á.H.

El Justicia de Aragón, Ángel Dolado, admitirá este martes a trámite el procedimiento de queja sobre el Centro de Salud de Barbastro y se iniciarán los trámites oficiales con el Servicio Aragonés de Salud en el ámbito del actual marco jurídico. Javier Hernández, lugarteniente del Justicia, se llevó “malas sensaciones” de las instalaciones del centro -construido en 1965- tras la visita ‘in situ’ y justificó la necesidad del proyecto de ampliación que se reivindica desde 2006.

Quince años después la situación no ha variado. Así lo constató Hernández durante la visita que realizó el lunes, acompañado por José Antonio Riba, director de Gestión y Servicios Generales del Sector de Barbastro, y Ana Monclús, directora de Enfermería de Atención Primaria del Hospital de Barbastro.

Además, visitó el antiguo colegio público Pedro I cuya demolición será necesaria para llevar a cabo la ampliación de instalaciones en una parcela de 4.500 metros cuadrados con período de ejecución de dos años. El proyecto redactado desde 2019 con presupuesto de 7,2 millones de euros más IVA no tiene consignación para 2021 en los presupuestos del Gobierno de Aragón.

La visita de Hernández responde al compromiso del Justicia con miembros de la plataforma por el nuevo Centro de Salud creada por iniciativa del Foro B21, en la reunión celebrada el 18 de marzo, en la que le entregaron 4.500 firmas recogidas desde el 16 de diciembre de 2020. Hernández también se reunió con el alcalde Fernando Torres.

“El Centro de Salud está desbordado para la capacidad asistencial que tiene”, señaló en alusión a los 22.425 usuarios del sector atendidos en el año 2020. En este sentido, trasladó la posibilidad de que el proyecto se ejecute “a medio plazo para que se construya el anexo necesario para atender, incluso, la demanda de 30.000 usuarios. Si para el 2025 se abren las puertas del nuevo centro, sería importante”.

En la misma línea indicó que “la planificación de servicios debió ser con antelación cuando ya creció la necesidad”. En cuanto a las quejas transmitidas por los profesionales del centro, dijo que “la mayoría ha puesto todo lo posible durante la pandemia, incluso la utilización del propio WhatsApp para solventar consultas. Son conscientes de la situación, están esperanzados y creen que el problema se solucionará”.

El profesional del centro Juan Vidaller señaló que, “tras visitar las instalaciones, hará lo posible por transmitir a la consejera de Sanidad todas las deficiencias existentes, que son muchas. Estamos convencidos de que presionará para que se incluya una partida en 2022 porque se ha llevado una mala sensación”. 

Etiquetas