Somontano

SERVICIOS SOCIALES

Somontano casi duplicó las ayudas sociales en 2020

En el año de inicio de la pandemia dio 115.056 euros frente a los 77.718 de 2019

Servicios Sociales de Base en la Comarca de Somontano.
Servicios Sociales de Base en la Comarca de Somontano.
A. H.

El Servicio Social de Base de la Comarca de Somontano realizó 542 intervenciones por un montante de 115.056 euros durante el año 2020, por lo que casi duplicó el número de las realizadas en 2019, que fueron 305 ayudas por 77.718 euros. En el transcurso del primer trimestre de 2021 la tendencia sigue al alza con 123 ayudas por importe de 33.639,30 euros. Las cifras comparativas reflejan la incidencia de la pandemia de la covid-19 en el balance realizado y el enorme impacto que tiene entre los 29 municipios con 60 poblaciones agrupadas en la comarca, entre ellas Barbastro.

Se constatan las afecciones en la situación socioeconómica de las unidades familiares, usuarios del Servicio y beneficiarios de las ayudas de urgencia que, en muchos casos, nunca habían tenido relación directa. Antes de la pandemia presentaban una situación “normalizada” sin verse afectados por desempleo, ertes y enfermedades, entre otras situaciones detectadas.

Ante el incremento de gasto por ayudas de urgencia, la Comarca aumentó en 65.000 euros la partida prevista para 2020, un 20 % del superávit de 2019. La Diputación Provincial aportó 50.000 euros adicionales para reforzar esta línea asistencial y Ciudadanos devolvió su asignación comarcal, por importe de 1.067 euros, para destinarlos a estas ayudas.

Por otra parte, en fecha reciente se firmó un convenio con el Ayuntamiento de Barbastro que ha aportado 50.000 euros adicionales para cubrir necesidades básicas y de atención social a los barbastrenses, ayudas de urgencia y gastos de otros programas sociales desde el 1 de mayo de 2020 al 30 de abril de 2021.

Desde el inicio de la pandemia, en marzo de 2020, con la población confinada, se puso en funcionamiento un nuevo servicio de compra de alimentos, medicación y gestión de comidas preparadas, entre las acciones realizadas desde el Servicio Social de Base. Las personas mayores o en situación de dependencia sin apoyos familiares fueron las principales beneficiarias, y también las personas y familias en aislamiento por la covid-19.

El servicio de teleasistencia que presta Cruz Roja se suspendió durante el confinamiento y cuando se normalizó la situación, 300 usuarios se benefician gracias al convenio con el Instituto Aragonés de Servicios Sociales (IASS). En cuanto a la asistencia en municipios, el servicio que realizan las trabajadoras sociales se retomará este mes de abril tras haberlo sustituido por atención telefónica y la limitación de desplazamientos.

En cuanto a centros educativos, gracias a la Agrupación de Protección Civil se coordinó el reparto de material escolar a los menores sin acceso a las actividades telemáticas y se realizaron 183 entregas. Por último, las prestaciones del IASS se prorrogaron por doce meses.

Daniel Gracia, presidente de la Comarca, ha destacado “el intenso trabajo realizado por el Servicio Social de Base durante el primer año de pandemia porque se han duplicado las ayudas de urgencia y se han mantenido el resto de programas adaptándolos a las nuevas formas de trabajo. El balance global es positivo y se reconoce también el trabajo de los técnicos. En esta línea seguimos con aumento y mejora de servicios”. 

Etiquetas