Somontano

RECONOCIMIENTO

El barbastrense Fermín López, candidato al Premio Basque Culinary World Prize 

El Gobierno Vasco convoca este galardón para chefs con iniciativas transformadoras

El chef barbastrense Fermín López.
El chef barbastrense Fermín López.
A.H.

El barbastrense Fermín López, residente en Sevilla, está entre los candidatos al Premio Basque Culinary World Prize que convoca el Gobierno Vasco para chefs con iniciativas transformadoras por quien apuesta Carmelo Bosque, presidente de la Asociación de Hostelería de Huesca, propietario de los restaurantes Lillas Pastia, La Granada y El Quema. Bosque ya ha confirmado la presentación de la candidatura del barbastrense de quien fue mentor en los primeros años de profesión, antes de que se desplazara a Sevilla, en 1997, para trabajar en la Escuela Superior de Hostelería donde imparte másters de cocina; además, es jefe de cocina en el restaurante Taberna del Alabardero en la capital sevillana.

El Basque Culinary Prize está entre los galardones internacionales de mayor prestigio para reconocer a los chefs que han destacado en diversos aspectos a través de la innovación, la salud, la educación y el desarrollo social. Hasta ahora, desde 2016, se ha premiado a chefs transformadores y preocupados por crear, innovar y contribuir a la mejora de la sociedad y de la profesión, según informaciones facilitadas.

Carmelo Bosque destacó del chef barbastrense muchos aspectos concretos que avalan su candidatura, “le conocí a los 16 años y ha crecido mucho a nivel profesional y en valores como bondad, actitud, profesionalidad, disposición y vinculación a su tierra. Es una persona excepcional, disfruta de gran cartel y en los 25 años que lleva a cargo de la dirección de la cocina de la Escuela se ha convertido en una figura de referencia para miles de profesionales”. Además cree que tiene “muchas posibilidades de ganar el Premio Basque Culinary”.

En la misma línea, desde la Escuela se destaca su trabajo para renovar la gastronomía sevillana y andaluza y de manera especial “su pasión en la formación y el empeño en que todos los alumnos que enseña sean buenos profesionales y mejores personas. Fermín ha puesto toda su pasión en la formación”. En la actualidad, antiguos alumnos tienen un papel destacado en gastronomía, empresas, representantes de Administración, asociaciones, directores de hotel y profesores.

En el sector de la restauración barbastrense, sus padres Fermín y Pilar, han tenido largo recorrido, en las últimas etapas regentaron “La Rosi” y “La Feria” hasta la jubilación profesional. Fermín (hijo) conoce de cerca el sector y siempre que regresaba a Barbastro en estancias por vacaciones, estaba presto a las tareas propias del chef. En realidad, su padre le inculcó la pasión por la cocina, a la que ha dedicado tiempo y talento.

Etiquetas