Somontano

El Desván, la feria del desembalaje de Barbastro atrae a numerosos visitantes

Un total de 34 expositores se han dado cita en el certamen que se ha celebrado este fin de semana

El Desván es un certamen de referencia en el sector de las antigüedades en la zona norte de la Península.
El Desván es un certamen de referencia en el sector de las antigüedades en la zona norte de la Península.
S.E.

La buena afluencia de visitantes está siendo la constante en la decimocuarta edición de El Desván, la Feria del Desembalaje que este fin de semana se celebra en Barbastro. El pabellón cubierto del recinto ferial se ha transformado en un gran salón de antigüedades gracias a la participación de 34 anticuarios llegados de distintos puntos de la geografía nacional a los que, como es habitual en este certamen, se suman los procedentes del sur de Francia.

Certamen de referencia en el sector de las antigüedades en la zona norte de la Península, El Desván reúne en esta decimocuarta edición miles de objetos y piezas de colección para todos los gustos y bolsillos. Desde las pequeñas insignias a muebles de mayor tamaño, pasando por piezas de coleccionismo, vajillas, cristalerías, herramientas, textiles o una amplia variedad de objetos escolares como libros o pupitres, que ayudan a regresar al colegio que vivieron nuestros abuelos, además de piezas de maderas nobles o utensilios habituales en las viviendas durante el siglo pasado. En definitiva, una gran variedad de propuestas para todos los presupuestos.

Organizada por el Ayuntamiento de Barbastro a través de su Área de Desarrollo, El Desván es una feria del desembalaje, esto es, un formato de venta de antigüedades en auge, que cada vez cuenta con más seguidores. Las piezas se exponen directamente descargadas de los camiones, y pueden encontrarse piezas restauradas y también sin restaurar. Además, un año más, mantiene el reconocimiento como Certamen Internacional del Ministerio de Economía y Competitividad, dado el alto porcentaje de anticuarios internacionales que participan cada año en la feria.

En los más de 2.000 metros cuadrados del pabellón cubierto del recinto ferial de Barbastro se dan cita este año 34 anticuarios. De ellos, once proceden de la provincia de Huesca; ocho de Barcelona; tres de La Rioja; dos de Zaragoza y Tarragona; y uno de Lérida, Girona, Navarra y Castellón. Además, otros tres anticuarios han llegado desde Francia, en concreto de Albi y St. Juery.

En esta ocasión, para la celebración de El Desván se ha establecido un protocolo de medias higiénico-sanitarias, para que la presencia tanto de expositores como de los visitantes sea segura. Se ha ampliado la distancia entre expositores, hay control de aforo y se han ubicado varios puntos de gel hidroalcohólico en el recinto, así como zonas diferenciadas de entrada y salida. Asimismo, se ha informado a los expositores de las medidas que deben adoptar a la hora de mostrar sus productos.

El Desván abrió sus puertas este sábado por la tarde, y permanecerá abierto al público en horario de 10 a 14 y de 16.30 a 20 horas este domingo.

Etiquetas